Conócenos

RSC

El probono legal: Win-Win para ONGs, abogados y empresas

Por Almudena Santos

  • Imprimir

¿Qué es el probono legal?

El probono consiste en una actividad profesional voluntaria y no remunerada realizada por los profesionales de un área concreta (finanzas, recursos humanos, comunicación, entre otras) y prestada a entidades no lucrativas y/o sus beneficiarios. Por tanto, el probono legal podría definirse como la prestación de servicios jurídicos a entidades sociales del tercer sector de manera voluntaria y sin ánimo de lucro por parte de los profesionales del derecho.

¿Cómo realizar probono?

Los abogados que a título personal y particular estén interesados en realizar probono disponen de diversas vías para lograr su objetivo. Por una parte, pueden contactar directamente con alguna entidad para ofrecer su tiempo y apoyo legal o unirse a alguno de los proyectos solidarios que la mayoría de los colegios de abogados promueven e impulsan entre sus colegiados.

La primera de las opciones se presenta como una alternativa válida siempre que conozcamos de cerca una ONG o cualquier otra entidad social y sus necesidades reales de asesoría puesto que venderse a puerta fría puede no resultar del todo fácil y, lo que aún es más importante, ello puede comprometer la calidad del servicio prestado, especialmente en el caso de que la entidad tenga necesidades que precisen de un conocimiento ajeno a nuestro ámbito de especialización.

Por su parte, los colegios de abogados que promueven el trabajo probono entre sus colegiados suelen contar con un registro de los abogados interesados en participar en este tipo de actividades, así como de entidades que precisan de asistencia legal y sus necesidades. De esta manera, los abogados pueden informarse fácilmente de aquellas oportunidades de voluntariado que mejor se adapten a su perfil y satisfacer mejor las necesidades de la entidad a la que presten ayuda.

Asimismo, cualquier interesado en realizar un probono puede acudir a los centros de coordinación o también llamados “clearing house”, que actúan como intermediarios entre los abogados con experiencia y los entes sociales necesitados de asistencia jurídica, identificando las necesidades de soporte legal que, en cada caso, existan y los profesionales que mejor se adapten en función de su área de conocimiento.

En definitiva, tanto los colegios de abogados como los centros de coordinación probono no sólo sirven de puente entre abogados y entidades con necesidades legales, sino que garantizan la calidad del servicio prestado. En este sentido, además de conectar al voluntario y la entidad de acuerdo con las competencias del primero y las necesidades del segundo, coordinan la primera comunicación entre abogado y cliente y realizan un seguimiento del caso a través de encuestas periódicas para garantizar el éxito del probono.

Por último, para los estudiantes sin experiencia en el ejercicio del derecho que deseen cumplir con su obligación ética de prestar servicios jurídicos a colectivos vulnerables, existe una interesante manera de realizar probono a través de las clínicas jurídicas, que permiten a los estudiantes de derecho tratar casos reales bajo la tutela de un profesor y/o un abogado con experiencia real.

¿Quién realiza probono?

La práctica del probono legal en España sigue siendo residual en comparación con los países anglosajones donde existe una cultura más arraigada1 y una de las principales razones por las que el probono legal no ha despegado en nuestro país se debe al escaso grado de conocimiento por parte de los abogados españoles de su existencia, principalmente en los bufetes de menor tamaño.

Con el fin de analizar la situación del probono en España y conocer el grado de conocimiento de los abogados, en el año 2014 se realizó un estudio de mercado según el cual el porcentaje de abogados que desconocían esta actividad alcanzaba el 42,5% aunque el número de abogados que estaría dispuesto a realizar esta actividad tras conocer en qué consistía alcanzaba el 88,1%2.

Afortunadamente desde entonces la participación en actividades de probono legal se ha convertido en una tendencia en alza, como así se desprende de la última encuesta mundial TrustLaw Index of Probono3. Y es que en los últimos tres años hemos advertido un crecimiento sin precedentes en nuestro país, muy especialmente en el último año en el que abogados españoles realizaron una media de 11,4 horas de probono legal frente a las 6,5 horas del año anterior.

El aumento de la participación en actividades de probono en los últimos tiempos se debe en buena medida al impulso de los despachos, especialmente de los despachos internacionales, y a la inclusión de este tipo de prácticas en sus políticas de responsabilidad social corporativa como muestra del compromiso social de la abogacía.

Al mismo tiempo, son numerosos los despachos y empresas que incluyen la realización de probono legal entre los objetivosde carrera de sus abogadosy cuentan con un comité probono o un coordinador que selecciona los proyectos, fija los objetivos de trabajo e implicación, promueve la participación de los abogados, hace seguimiento de los casos y es el punto de contacto con los centros de coordinación probono.

En último lugar, otro factor que ha favorecido el aumento de la participación en este tipo de proyectos solidarios es el incremento de las oportunidades de probono susceptibles de ser gestionadas online y que al no requerir la presencia física del voluntario permiten, incluso a los abogados con una disponibilidad horaria más limitada, colaborar en un mayor número de casos.

¿A quién beneficia el probono legal?

Los beneficios del probono son múltiples no sólo para los destinatarios de la asistencia legal, sino también para los abogados que prestan sus servicios de forma voluntaria y que reconocen sentir un enriquecimiento profesional y personal tras su participación en este tipo de actividades.

Además, en el caso de los estudiantes de derecho que dan su apoyo legal en las clínicas jurídicas la participación en actividades de probono les permite tomar conciencia de las necesidades sociales y promover un cambio social en su posterior ejercicio de la abogacía.

Igualmente, el probono legal impacta positivamente en los despachos y empresas que promueven estas actividades entre sus empleados en el marco de sus políticas de responsabilidad social corporativa al mejorar su capacidad de captar y retener talento.

Asimismo, la participación en ocasiones conjunta de profesionales de distintos despachos de abogados o empresas permite a estos ampliar su red de contactos y en el caso de la participación conjunta por parte de profesionales de una misma organización refuerza la capacidad de trabajo en equipo y mejora el ambiente laboral.

Finalmente, el probono legal se presenta como una herramienta muy útil para identificar vacíos legales y otras posibles ineficiencias de nuestro sistema legal que pueden ser resueltas gracias a la labor de los abogados voluntarios.




1 Estados Unidos encabeza el ranking mundial de horas de probono prestadas con 72,9 horas de media por abogado al año.

2 Fundación Aranzadi Lex Nova. Informe sobre conocimiento y participación en actividades probono por parte de abogados y ONGs en España. 2014.

[Web en línea] http://www.fundacionmasquederecho.org/documentos/8_674_JLLEXNOVA_20140918110934.pdf

3 El TrustLaw Index of Pro Bono se trata de una encuesta mundial destinada a analizar las tendencias de las actividades de probono que los despachos de abogados y departamentos legales de empresas ofrecen en todo el mundo. Thomson Reuters Foundation. 2016 TrustLaw Index of Pro Bono. [Web en línea] http://www.trust.org/contentAsset/raw-data/d31d8b72-0f82-4241-88e1-71abc90e3d72/file

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine
feedburner

Suscríbase a nuestros contenidos

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17