Conócenos

EMPRENDEDORES

Nuevos “brindis al sol” de Hacienda

Por Miguel Ángel Ferrer Garcerán

Socio director general de Arrabe Asesores

  • Imprimir

Se ha escrito mucho sobre las recientes medidas de apoyo al emprendedor, a las pymes y a los autónomos (Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, publicado en el BOE del día siguiente). Pero, si nos fijamos en aquellas dirigidas a reducir la morosidad en las operaciones comerciales, resultan más que insuficientes. O, mejor dicho, bastaría con aplicar la normativa vigente para que la situación fuese muy distinta.

La morosidad y las demoras en el pago de deudas entre empresas y -sobre todo, las administraciones-, están afectando a la supervivencia de muchas compañías. Esto ha generado una gran preocupación en el ámbito de la Unión Europea (UE). Por eso, aprobó la Directiva 2011/7/UE. De hecho, lo que estamos haciendo es trasladar ahora los últimos flecos de esta cuestión a nuestra normativa, ya que, en teoría, teníamos de plazo hasta el 16 de marzo de 2013. O sea, que no ha sido una medida voluntaria a favor de las pymes sino la obligación de nuestro Gobierno de cumplir los compromisos con nuestros socios europeos.

Pero no basta con inquietarse. Hay que hallar soluciones. Las administraciones públicas españolas pagaron a los proveedores el año pasado en un plazo medio de 163 días, muy por encima de los 45 días que establecía para 2012 la Ley contra la Morosidad. Por eso muchas pymes siguen quebrando y se sigue destruyendo empleo cada día, de manera que nos alejamos de la senda de la recuperación a pasos agigantados.

Ahora se ha producido un cambio para adaptarnos a las normas que cumplen los países de la UE, pero si seguimos sin voluntad de cumplirlas, desde el primer nivel del Estado hasta el más humilde de los autónomos, de poco servirá la modificación.

Aún así, es un paso adelante, pero hace falta que se cumplan cuestiones como que no se admitan pagos superiores a 60 días: o que el tipo de interés de demora que el deudor deberá pagar pase del 7% al 8% -a lo que hay que sumar el tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación-.

Tampoco podemos estar satisfechos si no se incluyen entre las cláusulas abusivas y, por tanto nulas, las que excluyan la indemnización por costes de cobro. Éstas serán contrarias a la ley, salvo que el deudor demostrase que dicha exclusión no es abusiva.

Esperemos que se cumplan todas estas reglas, que no sean sólo un "brindis al sol". Pero, como decía, no son precisas más novedades, que suponen "cortinas de humo. Lo que hace falta es la voluntad de poner remedio a la situación que sufren las pymes.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani, ha declarado que: "para las pymes es particularmente difícil hacer valer su derecho al pago sin demora. La morosidad representa para las pequeñas y medianas empresas una pérdida de tiempo y de dinero, y puede deteriorar las relaciones con sus clientes. Hay que terminar con esta dañina cultura de la morosidad. Ha llegado el momento de que los Estados miembros incorporen en su Derecho interno la Directiva sobre la morosidad, que ayudará a las compañías a desempeñar su papel clave en la creación de empleo".

De otro modo, seguirán desapareciendo empresas y la tasa de paro seguirá aumentando.

Mientras, pequeñas y medianas empresas tienen que seguir soportando el aumento de los impuestos que, en ocasiones no pueden abonar porque los clientes (públicos y privados) no les han pagado a ellos.

A esto se suman otras cuestiones preocupantes, como el fracaso de la Amnistía Fiscal, que nuestro Congreso rechace un plan de acción contra la evasión fiscal de las multinacionales o la manera, según se ha publicado, en que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha maquillado el déficit de 2012, retrasando las devoluciones el IRPF. Estas, señor Montoro, no son las maneras de crecer. Son "trampas al solitario".

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine
feedburner

Suscríbase a nuestros contenidos

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17