El Derecho

Conócenos

JUSTICIA

Un año y tres meses de prisión por fingir un accidente para estafar a sus aseguradoras

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto quince meses de prisión a tres personas por el acuerdo al que llegaron para fingir un accidente de tráfico entre dos vehículos, que en realidad había sido un golpe, para conseguir dinero de las aseguradoras.
  • Imprimir

Accidente,tráfico,vehículo

La condena es de cinco meses de prisión para cada uno de los tres acusados, que serían el conductor del coche, el auténtico titular y una mujer con la que acordaron decir a los seguros que su vehículo se habría chocado con el de ellos.

Según recuerda la sentencia, en noviembre de 2008 se produjo un accidente de circulación en la calle Jerónimo Sainz de la Maza, cuando un coche propiedad de la empresa de uno de los acusados (L.G.R.), que en ese momento conducía su primo (G.R.S., de profesión policía local), impactó contra una valla metálica en el lateral de la carretera.

El choque causó daños por valor de 7.756 euros. Tras él, una grúa retiró el vehículo y lo depositó en el polígono La Verde, en Herrera de Camargo, precisamente frente a la empresa de la que era titular el dueño del vehículo.

Los dos acusados se pusieron de acuerdo con la tercera procesada, A.B.D.S., y elaboraron una declaración amistosa de accidente en la que la señalaban como conductora de un vehículo contra el que habrían impactado en esa zona, en un relato en el que alteraban el orden de los ocupantes del otro coche, para que quien lo condujera fuera el titular y no el primo, como había sucedido realmente.

La declaración fue enviada a las compañías aseguradoras de ambos vehículos, que les abonaron 98,61 euros a cada uno por las asistencias médicas.

El caso es que luego se comprobó que el coche de la tercera implicada realmente estaba en Zamora en ese momento, como demostró un sistema de localización geográfica de su teléfono móvil.

Pero además, la existencia de un segundo coche no se comunicó al Policía Local que se desplazó a la zona tras el accidente, una omisión que al juez le llama la atención teniendo en cuenta, precisamente, que el conductor también era agente policial y sabía que ese dato era importante.

Entre las circunstancias "anómalas", el fallo también observa el retraso en la entrega de los partes amistosos o en acudir a la revisión médica, que además se hizo en Reinosa, sin que ninguno de los implicados en los hechos tuviera relación alguna con el municipio, salvo que conocían a una enfermera del Hospital Tresmares en el que fueron atendidos.

Además, se dio la circunstancia de que el jefe del marido de la otra conductora lo era de una empresa vecina al de los otros.

Esta sentencia confirma una emitida previamente por el Juzgado de lo Penal número 4 de Santander, contra la que presentaron un recurso ahora rechazado, y que también supone una indemnización de 197,22 euros a las compañías aseguradoras.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17