Conócenos

JUSTICIA

El juez ve daños "irreparables" al hotel Azata y rechaza ejecutar el fallo que anula licencia del Algarrobico (Almería)

La citada ejecución no se limita a revisar de oficio el permiso sino que "conduce en última instancia al derribo de lo construido"
  • Imprimir

Un juez de lo Contencioso-administrativo ha rechazado ordenar la ejecución provisional de la sentencia que declara nula de pleno derecho la licencia municipal de obras del hotel de Azata del Sol en El Algarrobico, en Carboneras (Almería), al considerar que la demolición de lo construido "llevaría consigo perjuicios ciertamente irreparables e irreversibles" para la promotora del establecimiento.

El auto, al que ha tenido acceso Europa Press, deniega la solicitud que en septiembre fue presentada por los colectivos conservacionistas Salvemos Mojácar y Ecologistas en Acción que, con su demanda, perseguían que el Ayuntamiento de Carboneras dictaminase a su vez la nulidad del acto administrativo en el que se aprobó la licencia de obras para, de este modo, eliminar cualquier "obstáculo legal" para acometer el derribo del inmueble de una veintena de plantas y 411 habitaciones.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2, el magistrado Rául Hugo Muñoz, quien cita profusamente jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y del Tribunal Supremo (TS), entiende, haciendo suyos los argumentos expuestos por la empresa Azata del Sol, que el mantenimiento de la situación actual "en nada impide la ulterior ejecución de la sentencia" y subraya que aceptar la citada ejecución provisional "habría de conducir en última instancia a la demolición de lo construido".

En esta línea, la resolución, contra la que cabe recurso de apelación, señala la necesidad de garantizar el derecho de tutela judicial efectiva y remarca que es "evidente" que cuando el anterior titular del órgano, el magistrado Jesús Rivera, ordenó en su fallo que el Ayuntamiento de Carboneras revisase de oficio el acto administrativo que dio lugar a la concesión del permiso de obra se trató de una cuestión "formal o rituaria".

Así, sostiene que la sentencia "no se limitó" a ordenar la incoación de un procedimiento de revisión de oficio sino que declaraba "directamente" la nulidad de la licencia otorgada en su día para la construcción del hotel, por lo que limitar la ejecución provisional a lo primero implicaría además el riesgo de incurrir "en dilaciones indebidas" ya que daría lugar a un segundo y un tercer recurso contencioso-administrativo para determinar la "juridicidad" del acto administrativo objeto de la controversia.

El juez de Almería que ordenó en febrero de 2006 la paralización cautelar de las obras del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico (Carboneras) declaró en una resolución fechada el 5 de septiembre de 2008 la nulidad de la licencia municipal del hotel concedida por el Ayuntamiento de Carboneras. Este fallo se encuentra recurrido por Azata del Sol y el Ayuntamiento de Carboneras ante el TSJA.

La sentencia del magistrado Jesús Rivera aseguraba, asimismo, que la Junta de Andalucía realizó lo que tildaba como "una burda maniobra" para sustituir la planimetría del PORN publicada oficialmente en BOJA en 1994 por otra para "orillar la limitación que imponía" y "permitir de esta guisa" la obra del hotel en terrenos de especial protección.

ACUERDO JUNTA-MARM

El Alto Tribunal andaluz, en una sentencia por la que ordenó suspender provisionalmente y de manera parcial el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata-Níjar al considerar que el nivel de protección dado al paraje de El Algarrobico podría reactivar el uso turístico del establecimiento, dictaminó que, cuando se comenzó su construcción, la zona era "no urbanizable" en contra de lo que sostiene la Administración andaluza, que lo sitúa en zona D2 o zona "no incompatible con el uso urbanístico".

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) anunció hace dos meses que, en colaboración con la Junta de Andalucía, había comenzado a redactar un convenio bilateral en el que se plasmarán las competencias de cada administración a la hora de demoler el hotel y de restaurar el entorno enclavado en el parque natural Cabo de Gata-Níjar una vez exista pronunciamiento judicial.

Según los primeros datos que han trascendido del acuerdo, el departamento que dirige la ministra Rosa Aguilar se ocuparía de la demolición del hotel, mientras que la Junta de Andalucía sería la encargada de gestionar los residuos que provocara dicha demolición y, posteriormente, de reconstituir el paraje. El MARM prepara, asimismo, un plan de empleo para la zona.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17