Conócenos

JUSTICIA

El juez rechaza indemnizar a la familia de un piquetero fallecido en huelga de transporte de 2008 y culpa a la víctima

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Granada ha desestimado indemnizar a la viuda y a las hijas del piquetero que murió arrollado por un camión durante la huelga de transportes de junio de 2008, absolviendo al conductor del vehículo y a su compañía de seguros, al considerar que la "culpa exclusiva" del accidente la tuvo la víctima, Julio Cervilla Sojo.
  • Imprimir

Maza, justicia, legal

En la sentencia, que se ha notificado después del juicio que tuvo lugar el pasado 14 de mayo, en el que la familia del fallecido reclamó un total de 189.548,43 euros, la juez Josefa García Martín considera que el atropello y el daño dimanante del mismo "no se debió a actuación negligente alguna del conductor del camión, sino que tuvo como única y causa eficiente y exclusiva la conducta imprudente" del piquetero.

De hecho, según señala en el fallo, al que este lunes ha tenido acceso Europa Press, Cervilla Sojo, que formaba parte de un piquete informativo instalado en una rotonda cercana a MercaGranada, en Atarfe, se "encaramó" a la ventanilla del conductor y forcejeó con él cogiendo su mano izquierda, lo que provocó que el camión derivara hacia la izquierda. El piquetero se soltó, bien por el forcejeo, por la velocidad que ya alcanzaba el vehículo, de 25 kilómetros por hora, o por rozar su cuerpo contra la mediana, y cayó al asfalto, cuando fue atropellado por las ruedas traseras, "sin que el conductor pudiera hacer nada para evitarlo".

La juez apoya su argumentación en la declaración que hicieron durante la vista oral los propios testigos y el conductor demandado, que incluso afirmó que Cervilla Sojo le amenazó, mientras estaba encaramado al vehículo, con unas tenazas, que luego fueron encontradas junto al cadáver por la Guardia Civil, y que su camión había sido ya golpeado y apedreado por sus compañeros de piquete. "¿Hasta qué punto le es exigible que ante tales circunstancias pare el vehículo poniendo en riesgo su propia persona?", se pregunta la juez, que justifica de ese modo que no aminorara la marcha o incluso frenara ante lo que podría suceder.

En conclusión, según indica en la sentencia, la conducta "negligente y obstinada" del fallecido es la "única causa eficiente y adecuada del daño producido", sin que se pueda imputar al demandado "el más mínimo atisbo de culpa".

La demanda ahora desestimada fue planteada por los familiares del piquetero por la vía civil después de que el juez instructor del caso en lo Penal, el de Instrucción 6 de Granada, sobreseyera el caso al no contemplar tampoco dolo ni imprudencia en lo ocurrido. El auto fue recurrido ante la Audiencia Provincial, que volvió a rechazar que existiera delito, por la familia, que también llegó a pedir también amparo al Tribunal Constitucional.

Sus familiares han mantenido siempre que lo ocurrido fue un caso de homicidio por imprudencia grave pese a los distintos pronunciamientos judiciales y confiaba en que "al menos" la indemnización solicitada fuera concedida "para resarcir el daño".

La muerte de Cervilla, miembro de un piquete informativo durante la huelga nacional de transportes, se produjo en la tarde del 10 de junio de 2008, cuando fue arrollado al intentar impedir que una furgoneta o pequeño camión descargara en MercaGranada, en Atarfe. Cuando el vehículo aminoró la marcha, se enganchó a su ventanilla, tras lo que fue arrastrado hasta impactar su cuerpo contra un muro de protección en la carretera.

Cientos de transportistas se manifestaron entonces por las calles de la capital y se concentraron en MercaGranada y en La Venta de La Nava en recuerdo a su compañero. También marcharon a Peligros a su funeral, al que asistieron unas 500 personas.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17