El Derecho

Conócenos

JUSTICIA

Un hombre acepta siete años de cárcel por disparar a un policía en Valencia con la pistola descargada que le arrebató

En total, cuatro agentes resultaron lesionados por el hombre en una persecución por Aldaia.

  • Imprimir

Audiencia Provincial de Valencia AP de Valencia

Un hombre ha aceptado este martes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia cumplir una pena de seis años y ocho meses de prisión por disparar a un policía con una pistola descargada que le arrebató en un forcejeo. Asimismo, lesionó a otros tres agentes en esta misma operación, que tuvo lugar en la localidad valenciana de Aldaia.

Inicialmente, el ministerio fiscal pedía para este hombre 13 años y medio de prisión por un delito de homicidio intentado, en concurso con un delito de atentado a agente de la autoridad con arma; un delito de tenencia ilícita de armas; y un delito de atentado a agente de la autoridad en concurso con un delito y dos faltas de lesiones.

Sin embargo, finalmente se ha llegado a un acuerdo entre acusaciones y defensas, y tras reconocer el hombre los hechos que se le imputan, la pena se le ha rebajado hasta los seis años y ocho meses de prisión.

El incidente tuvo lugar el 4 de noviembre de 2010 en la localidad valenciana de Aldaia. Y el desencadenante fue un requerimiento de la Policía para identificar al procesado y a otras dos personas que se encontraban junto a él.

En ese momento, cuando los agentes identificaban a estas dos personas, el procesado huyó mientras ocultaba en la espalda una pistola en normal estado de conservación y capacitada para el disparo. También portaba varios cartuchos, con lo que el arma estaba preparada para disparar con solo accionar el gatillo.

El hombre, que carecía de licencia de armas, intentó sacar su pistola mientras era perseguido por los agentes. Se giró, apuntó hacia un policía y luego perdió el equilibrio, con lo que el arma cayó al suelo. Uno de los policías aprovechó para darle una patada y apartarla del lugar.

Cuando uno de los policías le alcanzó, el procesado le comenzó a dar puñetazos y un rodillazo en la cara, mano y estómago; y luego siguió huyendo. Posteriormente volvió a ser interceptado por otros agentes, cuando éste estaba oculto tras un vehículo. El procesado no hizo caso a las indicaciones de 'alto policía, tirate al suelo' y continuó su marcha.

Con seguro y sin bala

Tras ser por última vez alcanzado, el procesado se enzarzó con un agente y ambos cayeron al suelo. En ese instante, el primero le dio un puñetazo en la cara y le quitó su pistola reglamentaria, que estaba con el seguro activado y sin bala en la recámara.

Así, con la intención de acabar con la vida del agente, desactivó el seguro, puso el arma en posición de disparo y apuntó a la cabeza del policía, que llegaba al apoyo de su compañero. Le apuntó en la sien y accionó el gatillo-disparador varias veces, sonando claramente el click típico del accionamiento en vacío. La pistola no llegó a detonar al no haber munición en la recámara.

Finalmente, el hombre pudo ser reducido por varios agentes más, quienes le quitaron el cargador del arma y le pusieron el seguro. Como consecuencia de los hechos, hasta cuatro agentes, de entre 22 y 31 años, resultaron lesionados.

  • Imprimir

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17