El Derecho

Conócenos

SENTENCIA

El TS rebaja la suspensión a una juez que se ausentó del juzgado porque necesitaba "dormir mucho"

Valora el estrés que padecía la recurrente y recuerda el precedente de otra juez sancionada por abandonar el juzgado para ir al gimnasio.

  • Imprimir

Juzgado,juzgados

El Tribunal Supremo ha rebajado de 2 años y dos meses a 9 meses de suspensión de funciones la sanción impuesta a una magistrada de Móstoles (Madrid) que no motivó algunas de sus resoluciones y pidió que los detenidos fueran puestos a disposición de su juzgado por la tarde puesto que por las mañanas "necesitaba dormir mucho" por la medicación que tomaba.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha estimado el recurso que interpuso una magistrada del Juzgado número 3 de Móstoles contra el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que le imponía dos años de suspensión por la infracción muy grave de desatención y la sustituye por una suspensión de siete meses.

A esto se suman las sanciones impuestas por otras dos faltas muy graves, con un mes de suspensión cada una, y una falta leve, penada con una advertencia y una multa de 150 euros, por la "absoluta y manifiesta" falta de motivación de resoluciones judiciales y la ausencia injustificada de su juzgado.

El alto tribunal entiende que estas dos últimas sanciones son adecuadas pero discrepa de la suspensión de dos años al considerar que no era proporcionada y que la responsabilidad se debía atenuar a la vista del trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad y el importante estrés laboral que padecía la recurrente, que era de tal entidad que le recomendaron la baja por enfermedad.

La sentencia, con ponencia del magistrado Pablo Lucas, valora que los juicios que suspendió se celebraron sin causar menoscabo en el derecho a la tutela judicial a las partes y recuerda precedentes similares a este caso.

Pone como ejemplo, la sanción a un año de suspensión impuesta a una juez que abandonó el juzgado para hacer gestiones en su banco e ir al gimnasio y no regresó cuando fue avisada de que la Guardia Civil había presentado un detenido.

Retrasó el interrogatorio a los detenidos

El órgano de gobierno de los jueces consideró probado que la magistrada suspendió la celebración de varios juicios de faltas porque, según dijo a los funcionarios, "se encontraba mal" y retrasó el interrogatorio de varios detenidos por diferentes motivos.

En un caso adujo el mal funcionamiento de la aplicación informática de gestión procesal y en el otro solicitó que pasaran a su disposición a partir de las 16.30 horas porque "estaba tomando medicinas y necesitaba dormir mucho" por las mañanas.

La magistrada denunció que el CGPJ no había tenido en cuenta que había acudido al juzgado pese a que el médico le había recomendado solicitar la baja laboral ni la repercusión psíquica que le causó haber estado suspendida de empleo y sueldo por un posible delito de falsedad documental, del que fue absuelta.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17