Conócenos

JUSTICIA

Condenado a más de dos años y medio de prisión el cura del barrio zaragozano de San Gregorio por celebrar bodas falsas

La Sección sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado al párroco del barrio de San Gregorio, F.J.H.O., a dos años, seis meses y 30 días de prisión por participar en una trama que organizaba bodas falsas. Las 51 inscripciones en el Registro Civil han sido anuladas.
  • Imprimir

Boda

El juicio que se iba a celebrar el pasado 17 de octubre no se llevó a cabo porque el sacerdote se conformó con la pena solicitada.

Según los hechos probados que constan en la sentencia, cuyo ponente ha sido el magistrado Carlos Lasala, F.J.H.O. "no dudó" en participar en esta trama investigada por el Cuerpo Nacional de Policía, cuyo objetivo era la celebración de matrimonios canónicos fraudulentos entre ciudadanos extranjeros y españolas y a la inversa, a cambio del pago de cantidades que oscilaban entre los 3.000 y los 7.000 euros por parte de los ciudadanos extranjeros, quienes conseguían regularizar su situación administrativa en España.

M.C.B.C., A.C.J. y J.X.G. se dedicaban a captar a los ciudadanos extranjeros y buscaban la iglesia en la que realizar la boda, para lo cual contactaron con F.H.O.

La sentencia señala que el sacerdote no solicitaba la dispensa necesaria para salvar el impedimiento que suponía la disparidad de cultos y tampoco reclamaba las amonestaciones ni las proclamas. De hecho buscaba domicilios "inveraces e inexistentes" en Zaragoza para obviar las amonestaciones del lugar de residencia de los ciudadanos extranjeros, la mayoría vecinos de Barcelona y Valencia.

Tampoco pedía los certificados de soltería. Los condenados se servían de documentación sustraída o extraviada, lo que acarreaba los consiguientes problemas a los titulares, que repentinamente quedaban registrados como casados o solteros.

El sacerdote ofició varias bodas el mismo día en el que los contrayentes se presentaban en la iglesia, sin haberse entrevistado con ellos e incorporando al expediente canónico las partidas de bautismo que los contrayentes habían confeccionado ad hoc y que eran "totalmente inveraces".

F.J.H.O. remitía la documentación al Registro Civil y recogía los libros de familia para que los beneficiarios regularizaran su situación cobrando a cambio entre 300 y 600 euros.

ESTRATAGEMAS

Los condenados recurrían a tres estratagemas para legalizar las bodas. La más corriente era utilizar documentos de identidad sustraídos para que las condenadas o sus parientes comparecieran en la parroquia y contrajeran matrimonio.

En otro caso ofrecían a parejas estables la posibilidad de contraer matrimonio rápidamente sorteando los trámites a cambio de una cantidad de dinero. La tercera opción era captar a un contrayente al que ofrecían la posibilidad de ganar entre 1.000 y 3.000 euros por casarse con un ciudadano extranjero.

Los agentes encontraron abundante documentación en los registros realizados en los domicilios de las condenadas. El sacerdote ofreció resistencia al ser detenido el 7 de febrero de 2008 en Zaragoza, por lo que también ha sido condenado.

CONDENAS

F.J.H.O. ha sido condenado por un delito continuado de falsificación de documentos oficiales cometido por un responsable de una confesión religiosa a un año, un mes y 15 días de prisión y una multa de seis meses con una cuota diaria de tres euros y la inhabilitación especial respecto de actos y documentos que puedan producir efectos en el estado de las personas o en el orden civil durante un año.

Por un delito continuado contra los derechos de los extranjeros, le ha sido impuesto un año de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante todo el tiempo de la pena privativa de libertad.

Como autor de un delito de usurpación del estado civil tendrá que cumplir también cinco meses y 15 días de prisión con una pena accesoria de inhabilitación especial para el sufragio pasivo durante todo el tiempo de su condena.

Como autor de una falta de respeto a los agentes de la autoridad ha sido sancionado con una multa de 30 días, a razón de tres euros por cada día multa, y como autor de un delito de lesiones dolosas ha sido condenado a una multa de 30 días, a razón de tres euros por cada día multa. También tendrá que condenar al policía nacional que lesionó con 40 euros. El arzobispado de Zaragoza ha sido absuelto de su presunta responsabilidad subsidiaria.

También han sido condenadas M..C..B.C., A.C.J. y J.X.G. como coautoras de un delito continuado de falsificación de documentos oficiales a cinco meses y 15 días de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, además de una multa de cuatro meses con una cuota diaria de tres euros.

Como coautoras de un delito continuado contra los derechos de los extranjeros con la atenuante de reparación del daño han sido condenadas a un año de prisión con inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo.

Asimismo, se les ha considerado coautoras de un delito continuado de usurpación de estado civil a cinco meses y 15 días de prisión para cada una de ellas con la inhabilitación para el sufragio pasivo. Las tres han sido condenadas a indemnizar con 2.000 euros a 44 personas afectadas por el caso.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17