Conócenos

JUSTICIA

Condenado a pagar 320 euros al militar jordano que grabó su nombre en la Alhambra el verano pasado

El suboficial del Ejército del Aire de Jordania que grabó su nombre con una moneda en el Palacio de Carlos V, en la Alhambra, el verano pasado ha sido condenado por el Juzgado de Instrucción 5 de Granada a 120 euros de multa y a otros 200 en concepto de indemnización al Patronato de la Alhambra y el Generalife, han informado a Europa Press fuentes judiciales.
  • Imprimir

El militar abonó un total de 300 euros en depósito cuando fue imputado por una falta de daños contra el patrimonio y permaneció detenido el 13 de agosto, por lo que, descontando lo abonado y el día de arresto, finalmente tendrá que hacer frente a una multa, en ejecución de sentencia, de menos de 20 euros.

La Fiscalía pedía para él la máxima multa contemplada en este tipo de faltas, es decir, un total de 300 euros (multa de 20 días a razón de 15 euros), si bien el juez ha decidido rebajar esa petición a 120 (20 días a 6 euros diarios), manteniendo los 200 euros que se solicitaban como responsabilidad civil, que es la cantidad en la que el Patronato valoró la reparación del daño ocasionado.

En el juicio de faltas que se celebró el pasado martes en el Juzgado de Instrucción 5, el Ministerio Público calificó de "grave irresponsabilidad" la conducta del militar, que no se presentó en la vista por no ser obligatoria su comparecencia en este caso.

La Embajada de Jordania en España ya había comunicado mediante correo electrónico al juez que el militar no acudiría al juicio, pero sí asistió el letrado que le atendió, designado de oficio, después de que fuera detenido por la Policía Nacional el pasado 13 de agosto tras ser sorprendido por los vigilantes de seguridad del monumento, que habían sido alertados por unos turistas.

SE MOSTRÓ "ARREPENTIDO"

El abogado, Eduardo Torres, explicó a los periodistas antes del comienzo que, tras su arresto, el militar, que había viajado a España con una delegación de otras diez personas para probar un avión militar en Sevilla y que se había trasladado en microbús a Granada sólo para visitar la Alhambra, se mostró desde un principio "arrepentido" por lo ocurrido y pidió disculpas al pueblo español por su conducta. Ya a la vuelta de su país, y según informó la jordana, fue sometido a un Consejo de Guerra por su actitud "impresentable"..

La sesión, sin la presencia del procesado, acogió sólo el testimonio de los dos vigilantes que sorprendieron sobre las 17.00 horas del 13 de agosto al militar jordano, al que vieron "arañando" su apellido y la fecha del día, 'Jaradat130811'.

Tras su comparecencia, la Fiscalía solicitó en sus conclusiones definitivas para el acusado una multa de 20 días a 15 euros diarios (300 euros) por una falta de daños contra el patrimonio histórico-artístico, que es la máxima prevista en el Código Penal por esta calificación. Entendía el Ministerio Público que, teniendo en cuenta las declaraciones de los vigilantes, quedaba acreditada la "responsabilidad" del militar, que cometió "un hecho de indudable gravedad" por su trascendencia social y monumental.

De hecho, el fiscal advirtió de que su conducta sólo se enmarcaba en una falta puesto que el propio Patronato de la Alhambra tasó los daños ocasionados en 200 euros, y, para que hubiera sido delito, éstos deberían haber excedido los 400. La "grave irresponsabilidad de su conducta", mantuvo, debía sancionarse por ello "con la pena más alta posible", que en este caso es la multa de 300 euros solicitada.

  • Imprimir

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17