Conócenos

ALICANTE

Condenado a 31 años de prisión un jardinero acusado de matar a un matrimonio alemán

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a una pena de 31 años de prisión a un jardinero de 34 años acusado de matar a puñaladas a un anciano matrimonio alemán para el que había trabajado en la localidad alicantina de Moraira, según recoge la sentencia condenatoria, en la que se recuerda que el Código Penal prevé el cumplimiento de un máximo de 20 años.

  • Imprimir

Audiencia Provincial de Alicante Audiencia Provincial de Alicante

El acusado, que responde a las iniciales E.T., reconoció su participación en el crimen durante el juicio, celebrado el pasado 13 de julio, en una vista en la que el fiscal mantuvo su petición de 31 años de cárcel, que ahora le ha sido impuesta.

De los 31 años de pena, 13 años son por cada uno de los dos homicidios con la agravante de abuso de superioridad, y otros cinco por el robo con armas en concurso ideal con un delito de allanamiento de morada.

No obstante, conforme a lo dispuesto en el artículo 76 del Código Penal, esta pena se refunde de modo que el máximo de cumplimiento será de veinte años.

Así mismo, el acusado ha sido condenado a indemnizar a la hermana de la mujer asesinada, H.M., con 100.000 euros, y a los que resulten ser herederos legales del matrimonio en 4.165 euros, a los que se les hace entrega del dinero y collar recuperados.

El tribunal además ha ordenado la inhabilitación absoluta durante el tiempo de pena y ha condenado al procesado a abonar las costas causadas.

HECHOS PROBADOS

Los hechos ocurrieron sobre las 11.00 horas del 16 de junio de 2008 cuando el acusado se dirigió a la vivienda del matrimonio, de 85 y 78 años, situada en Moraira, donde había trabajado de jardinero años atrás.

El acusado esperó a las víctimas escondido en las escaleras, a la derecha del ascensor, frente a la puerta. Una hora después, llegó la pareja, a quien sorprendió mientras les pedía dinero y les exhibía un cuchillo de 25 centímetros de hoja. Al negare a dárselo, el acusado se abalanzó sobre ellos y les asestó numerosos navajazos en el cuerpo.

Posteriormente, según considera probado el tribunal, les arrebató las llaves de la casa, entró, cogió una toalla con la que limpió la sangre de la puerta y el rellano y arrastró los cuerpos de la pareja al interior, uno de ellos, la mujer, aún con vida.

El acusado le preguntó donde se encontraba la caja fuerte, las tarjetas y los números secretos, y tras apropiarse de dinero, objetos y las llaves del coche, abandonó la casa, dejando aún con vida a la mujer. Asimismo, se cambió la ropa por la de la víctima y tiró la suya a un contenedor de basura.

Sobre las 21.30 horas volvió al edificio, se apoderó del coche de las víctimas --que fallecieron por las múltiples heridas de arma blanca recibidas--, y lo abandonó después con el objetivo de simular que la pareja se había marchado del domicilio. Asimismo, utilizó las tarjetas de crédito para sacar unos 2.000 euros.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17