Conócenos

JUSTICIA

La Audiencia de Valencia absuelve a un padre condenado por abusar de su hija por las dudas existentes

La sección segunda de la Audiencia de Valencia ha decidido absolver a un padre condenado en primera instancia a dos años y medio de prisión por abusos sexuales a su hija ante la "potente duda" que suscita el origen de la lesión que presentaba la pequeña, la valoración contradictoria de los peritos, que no resultaba excluyente de ninguna hipótesis, y la imposibilidad de tomar declaración a la menor, de ocho años en el momento de celebración del juicio.
  • Imprimir

Ciudad de la Justicia de Valencia

De esta forma, la sala ha aceptado el recurso de apelación interpuesto por el afectado, que alegó vulneración del artículo 24 de la Constitución y error en la valoración de la prueba en la sentencia del juzgado de lo penal número dos de Valencia que le condenó a dos meses y medio de cárcel y le impuso la prohibición de acercarse a la niña a menos de 300 metros, junto con la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad durante tres años.

El juzgado condenó al padre, separado de la madre de sus hijos, que estaban en acogimiento familiar a favor de los tíos maternos, y con un régimen de visitas de fines de semana alternos. En un reconocimiento realizado a la niña en diciembre de 2006, se le apreciaron lesiones --impétigo genital e interglúteo y pequeñas fisuras-- que denunció la tía y que finalizaron en una condena, fundamentada en testimonios de referencia y en periciales porque no se exploró a la menor.

La Audiencia destaca en su resolución que, en este caso, la "potente duda" sobre el origen de la lesión y la valoración contradictoria, pero en ningún caso excluyente, de una hipótesis o la contraria que todos los doctores intervinientes reconocieron más o menos explícitamente, así como la imposibilidad de evaluar por el juzgador de instancia la prueba más relevante --el testimonio de la menor-- "condicionan de manera esencial la convicción acerca de la realidad de unos hechos", algo que justifica la estimación del recurso.

Al respecto, apunta que si a los peritos "se les aventura que es tan posible la tesis acusatoria como la exculpatoria, no existiendo prueba categórica en contrario, deberá optarse por esta última". En esta línea, recoge un informe pericial que apunta a que la bacteria que causa el impétigo puede entrar también por picaduras de insectos, mordeduras, un corte o accidentes, entre otros.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17