Conócenos

JUSTICIA

Audiencia de Cantabria confirma que un padre desheredara a su hija por las malas condiciones a las que le sometió

Falta de higiene y salubridad en una vivienda en la que su hija metió dos caballos y diez gatos
  • Imprimir

Dinero, moneda, euros, capital

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado el derecho de un padre a desheredar a su hija por las malas condiciones de higiene y salubridad a las que esta le sometió en el período en que convivieron en la misma casa, en la que llegó a introducir dos caballos y diez gatos.

El padre tomó la decisión, respaldada primero por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander, y aunque no concretó exactamente los hechos, sí que enumeró los motivos, que ahora respalda la Audiencia de Cantabria tras rechazar un recurso de la hija desheredada.

Así, el hecho de desheredarla se justificó en la venta por parte de la heredera de un piso de su madre --fallecida-- en la localidad santanderina de Monte, sin consultarle, y en que horas antes de la muerte de su madre, la hija retiró un total de 9.988 euros de una libreta de titularidad común.

Los hijos de la heredera, por su parte, retiraron, ese mismo día, dinero de la libreta de ahorro abierta por su abuelo y con fondos del matrimonio en régimen de gananciales.

La heredera llegó a ser desahuciada, junto a su marido e hijos, del piso, que su abuelo tenía en usufructo y en la que su hija residía. La vivienda presentaba unas condiciones de higiene y salubridad "pésimas", pues la hija había metido en la casa animales: diez gatos y dos caballos.

Su padre, mientras tanto, llegó a sentir "temor" respecto a su familia, y, sobre todo, hacia su hija, hasta el punto de que llegó a habilitar una parte de la vivienda a la que no pudieran acceder y dispuso que prefería que le atendieran dos sobrinas carnales, en lugar de su hija, como constataron informes de servicios sociales.

Eran las del padre unas condiciones de vida "indignas de un ser humano", que se debían a "injustificadas omisiones" por parte de su hija, ya que no hizó nada para que, pese a convivir con él, este "pudiera vivir tranquilamente" y con las "debidas condiciones de higiene y salubridad".

La Audiencia de Cantabria confirma estos hechos y señala que son suficientes para desheredar a su hija.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17