Conócenos

JUSTICIA

Anulan parte de la condena a un conductor ebrio que se negó a realizar una segunda prueba de alcoholemia

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un conductor a una multa de 1.440 euros por un delito contra la seguridad vial por conducir ebrio, pero le ha absuelto del delito por negarse a realizar la segunda prueba de alcoholemia, por el que fue condenado en primera instancia a seis meses de cárcel y a la privación del permiso de conducir durante un año y medio.
  • Imprimir

Prueba de alcoholemia

Así, la Audiencia estima parcialmente el recurso de apelación del acusado, al considerar que la segunda prueba "constituye un derecho del conductor para una mayor garantía y a efectos de contraste, derecho al que puede renunciar", aunque la prueba inicialmente practicada le pueda resultar más perjudicial.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 5 de febrero de 2011, cuando el acusado conducía por la calle Andrés del Río de Santander en sentido contrario al de la vía y bajo los efectos del alcohol. Una patrulla de la Policía Nacional le ordenó parar, pero en un principio hizo caso omiso, y no se detuvo hasta que los agentes accionaron las sirenas.

En una primera prueba de alcoholemia realizada con un etilómetro portátil, dio 0,96 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Seguidamente, los agentes le comunicaron que debía acompañarles a dependencias policiales para practicar las diligencias oportunas y someterse a la prueba con un etilómetro evidencial. El acusado reaccionó de forma negativa, manifestando "no voy a soplar, no me sale de los cojones, meterme en la cárcel".

Tiene condenas anteriores por un delito contra la salud pública, por el que fue condenado a nueve años de prisión en el año 2000, así como por apropiación indebida en 2006 y por sendos delitos de abandono de familia en 2008 y 2009.

  • Imprimir

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17