Conócenos

JUSTICIA

Absuelto un conductor accidentado que dio positivo en la prueba de alcoholemia dos horas después

El juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha absuelto de un delito contra la seguridad vial a un conductor accidentado que dio positivo en la prueba de alcoholemia a la que fue sometido dos horas después.
  • Imprimir

Según expone el juez en la sentencia, al haber sido realizada la prueba tanto tiempo después, la tasa en el momento del siniestro podía haber sido inferior al límite establecido. Y, además, tiene en cuenta el hecho de que, por una avería en el etilómetro, al acusado no le pudieron practicar la prueba de contraste.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 19.30 horas del 14 julio de 2006 cuando A.G.M. conducía un coche de su propiedad por la carretera NA-134. A la altura del kilómetro 44,500, en Azagra, tuvo un accidente. Según los hechos probados, entre las 18 y las 19.30 horas había consumido al menos tres cervezas.

Tras ser evacuado al Hospital de Calahorra, a las 21.33 horas fue sometido por la Policía Foral a una prueba etílica, en la que arrojó un índice de 0,82 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. No se pudo realizar una segunda prueba por avería del aparato.

Según el juez, "no cabe considerar acreditada la comisión, por parte del acusado, del delito contra la seguridad vial", ya que "no basta con la ingesta de bebidas alcohólicas y la conducción de un vehículo, sino que es necesario que la ingesta de alcohol influya en la conducción o que el conductor presente una tasa de alcohol espirado superior a 0,60 miligramos por litro".

La sentencia dice que en la práctica de la prueba de etilometría concurren una "serie de irregularidades". Habla así de que fue practicada por la Policía Foral en La Rioja, "sin que conste la pertinente habilitación", y de que fue realizada más de dos horas después del accidente por lo que puede que en el momento del siniestro su tasa no superara el 0,60 miligramos.

Además, señala que no se practicó una segunda prueba a efectos de contraste por avería del aparato y que la "mera avería pone en cuestión la fiabilidad del resultado de la única prueba practicada". "Por lo demás, el acusado no presentaba síntomas que evidenciaran una afectación de sus facultades psicofísicas que mermara su capacidad para conducir", expone el juez.

  • Imprimir

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17