Conócenos

JUSTICIA

Tribunales de Instancia

Por Dª Gemma Gallego Sánchez

Vocal CGPJ. Magistrada Servicios Especiales.

  • Imprimir

Me permitirán comenzar el presente artículo, reproduciendo una de las muchas opiniones que hemos leído estos días, acerca de un nuevo Anteproyecto del legislador, el de los Tribunales de Instancia:

"Sale la primera versión del Anteproyecto de los Tribunales de Instancia. Susto. Suprimen los Decanos y no solo eso, a los Presidentes de los Tribunales de Instancia, que se supone sustituirán a los actuales decanos, los elige el CGPJ. Toma ya (...) 500 nombramientos digitales. Que aburrido. Los señores y señoras vocales y vocalas no van a hacer otra cosa..."

Afortunadamente para el firmante de tal aserto, su identidad no aparece en la publicación del último Noticiario de la Asociación Francisco de Vitoria, del mes de marzo... Si así hubiera sido, habría puesto de manifiesto que desoye la regla de su Asociación que, apenas unas líneas más abajo, predica: "No hable de oídas. Infórmese, es deber de todos..."

En efecto, el pasado mes de Febrero - en cumplimiento del artículo 108.1 de la LOPJ – el C.G.P.J. fue destinatario de la remisión, por parte del Ministerio de Justicia, del Anteproyecto de Ley por el que se modifica la L. O. P. J. para la creación de los Tribunales de instancia.

En el pasado reciente, oímos hablar de ellos, a una Comisión Institucional creada por el Consejo de ministros del actual Gobierno, en el año 2009 - también llamada "comité de sabios"- cuyo objetivo era elaborar un informe de recomendaciones al ejecutivo, para abordar la reforma de la planta judicial. Una de sus cinco recomendaciones, fue la de la concentración de la instancia en tribunales especializados, obediente a "la necesidad de establecer un sistema moderno de organización judicial, más ajustado a la realidad de los países de nuestro entorno, en los que este tipo de unidades judiciales especializadas y concentradas ha permitido alcanzar mayores cotas de eficacia".

También en 2009, reunidos en Pamplona los Jueces Decanos -aquéllos que representan por elección directa, a todos los jueces y magistrados titulares de órganos unipersonales, de cada partido judicial - instaban a "avanzar en orden a la creación de tribunales de instancia, para sustituir la actual estructura de juzgados unipersonales, con lo que se favorecería la eficacia y especialización de los órganos judiciales".

Y en idéntico sentido, se pronunciaron los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, de las Audiencias Provinciales, y las distintas Asociaciones de jueces...en diferentes y anteriores reuniones.

El Anteproyecto del legislador ha venido por tanto a desarrollar la tarea que se le "recomendaba"... o se le "instaba" ejecutar, desde distintos ámbitos judiciales implicados.

Por esta razón puede resultar, cuando menos inadecuado (ya por falta de conocimiento, ya por mala fe...) el empleo de calificativos tales como "insólito" "precipitado" o "innecesario"...que han acompañado al referido Anteproyecto.

No parece insólito porque –ya digo- llevamos años oyendo hablar, a favor de los tribunales de instancia, a la mayor parte de la carrera judicial. Ni resulta precipitado...pues el propio legislador establece en el Texto -que solo es "la primera versión" del Anteproyecto- un plazo de tres años desde la entrada en vigor de la Ley ...para la completa culminación de su "proceso de constitución". Tampoco se antoja innecesario, en el presente momento...por dos razones fundamentales:

Por un lado, parte el Anteproyecto de una idea, que creo que suscita poca discusión: que para abordar la desmesurada carga de trabajo que pesa sobre los jueces, a fin de dar una respuesta eficaz al ciudadano, se necesitan más jueces... pero que esta necesidad de jueces..."no siempre ha de suponer más juzgados". Máxime si tenemos en cuenta las actuales circunstancias económicas, y valoramos que, la puesta en marcha de un juzgado (en cifra variable, según la clase y jurisdicción) asciende a un coste aproximado de 300.000 euros y al menos, 10 profesionales de justicia...

Es esta realidad, la que está propiciando en la actualidad, el progresivo desarrollo de una "justicia interina" y el nombramiento constante de "jueces sustitutos" en refuerzo de los titulares...datos estos, con los que quizá lleguemos a la conclusión de que puede resultar más racional, la preferente y mayor creación de plazas de jueces titulares que desarrollen el ejercicio de sus funciones, en ese sistema de organización que se estructura en el Anteproyecto, como "un único Tribunal... con el número de jueces que sea preciso".

Por otro lado, también el Anteproyecto alude a ese proceso de "modernización de la Justicia" que se emprendiera en el año 2003, mediante una profunda transformación de la Oficina Judicial finalmente desarrollada con las Leyes 1 y 13/2009, de 3 de noviembre.

Es fácil deducir que la unificación y especialización de tareas en la nueva Oficina Judicial, estará ordenada a que los diferentes Servicios Comunes - cuya ardua y progresiva implantación, ha comenzado- "presten servicio a todos ellos, a Jueces y Tribunales de Instancia" , como textualmente reza el texto proyectado.

A los jueces, y de forma individualizada, pues aún integrados en Secciones, tienen la plena e individual capacidad jurisdiccional...y a dichas Secciones, integradas a su vez, en un único Tribunal de Instancia, que facilita al ciudadano el acceso a la Justicia... "un solo Tribunal, donde ahora hay juzgados diferentes-...introduciendo fórmulas más eficientes de gestión y organización".

Al frente de ese Tribunal, el Presidente, cuyo proceso de selección -lejos de ser "digital"...ningún nombramiento del CGPJ lo es - es el mismo que el del decano actual, bien por elección directa de los Magistrados que componen el Tribunal, bien por el mejor puesto en el escalafón... en función del número de jueces, de la misma forma que se mantienen la duración de su mandato y competencias, prácticamente análogas...cuyo análisis, obvio es, no cabe abordar en estas líneas.

Y aunque ni a los Jueces, ni a su Órgano de gobierno nos corresponde legislar...sí corresponde al Consejo la función consultiva del art.108 de la LOPJ. Vía legal que hemos aprovechado la amplísima mayoría de los/las vocales del CGPJ, para elaborar un Informe crítico con dicho Anteproyecto, conscientes como somos, del profundo cambio que supone su contenido, en la arquitectura judicial, y de que nuestra actual obligación como miembros del gobierno de los jueces, ni debe ni puede ser, la de situarse sistemáticamente de frente, y preguntar... "de qué va esto...que me opongo". La propia responsabilidad de cada vocal, y la del Consejo, precisan redoblar esfuerzos para ser escuchados...por quienes sí legislan.

Por eso, ahí quedan todas y cada una de las distintas observaciones y sugerencias realizadas en el Informe aprobado -por la misma amplia mayoría- en el último Pleno...

Las cuestiones relativas a su constitucionalidad que, entendidas sean, no solo como un leal deber de colaboración entre órganos constitucionales, sino como el cumplimiento de nuestra función (derecho- deber) de velar por la intocable independencia de los jueces... al plantearnos las delicadas implicaciones de la "colegiación-nunca-jurisdiccional" de los tribunales de instancia, con los arts. 24 ("juez ordinario predeterminado por la ley) y 117 ("juzgados" y tribunales) de la Constitución Española.

De igual manera, las cuestiones relativas a la inserción del sistema proyectado con el resto del ordenamiento jurídico –fundamentalmente, con las reformas procesales citadas- y tantas otras... cuyo análisis y propuestas alternativas, son el reflejo de nuestro propósito de mejorar la técnica legislativa del texto, de favorecer su incidencia sobre el proceso jurisdiccional y de propiciar, en definitiva, su efectiva aplicabilidad, si finalmente...el legislador decide aprobar la Ley.

Solo me resta recomendar su lectura –que debiera ser obligada, cuando menos para todos nosotros, los jueces...aunque parezca "aburrido"... -

Y, si ello es posible... antes de opinar.

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine
feedburner

Suscríbase a nuestros contenidos

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17