Conócenos

JUSTICIA

La mayoría de las reformas impulsadas por el Ministerio de Justicia han sido aprobadas

Se han aprobado el Proyecto de Ley que concede la nacionalidad española a los sefardíes, el Proyecto de Ley que reforma el baremo de las indemnizaciones por accidente de tráfico y el Proyecto de Ley de reforma de la Ley Hipotecaria y del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario.

  • Imprimir

Además, se han aprobado en el Congreso los dos Proyectos de Ley que reforman la Ley de Enjuiciamiento Criminal, con lo que los textos pasan ahora al Senado donde se abre el periodo de enmiendas, según un comunicado del Ministerio de Justicia.

En las próximas semanas es previsible que el Parlamento dé luz verde a la Ley de Jurisdicción Voluntaria y a la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El Proyecto de Ley que concede la nacionalidad española a los sefardíes que se aprobó en el Congreso, permitirá que se abra el proceso para iniciar los trámites a partir del próximo 1 de octubre y durante tres años a través de procedimiento electrónico. Los requisitos para poder solicitar la nacionalidad española son acreditar convenientemente la condición de sefardí y la especial vinculación con España.

La reforma del baremo de las indemnizaciones por accidente de tráfico actualiza la norma adaptándola a la realidad social actual de manera que se fomenta la rápida resolución de los conflictos y se potencian los acuerdos extrajudiciales. Además, la nueva ley permite incrementar la protección a las víctimas de accidentes de circulación mediante la garantía de una indemnización suficiente, lo que sitúa a España a la altura de las reformas que en el ámbito comunitario se han emprendido en relación con el seguro del automóvil.

La reforma de la Ley Hipotecaria y la Ley del Catastro Inmobiliario permite el intercambio de datos entre el Catastro y el Registro de la Propiedad, mejorando la coordinación entre ambos y evitando así 22.000 declaraciones presenciales al año.​

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEcrim) prevé un periodo ordinario de seis meses de instrucción en causas sencillas y de 18 en las complejas, con la posibilidad de prorrogarlo hasta los 36 meses.

Además, modifica el término judicial imputado que pasará a denominarse investigado en una primera fase y encausado si se mantiene la acusación a medida que avanza la investigación. Asimismo, vela por la protección y el respeto a los derechos constitucionales de los detenidos en el momento en que se practique su arresto y en los traslados posteriores.​

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17