Conócenos

GUÍA PRÁCTICA

Hispajuris pone a disposición de las empresas una guía práctica para prevenir, gestionar y combatir la morosidad

La firma de servicios jurídicos Hispajuris ha creado una guía práctica para dotar a sus clientes y representados de las herramientas legales para combatir la morosidad empresarial.

  • Imprimir

La monografía de Hispajuris versa sobre un tratamiento global del fenómeno de la morosidad, mediante el cual se desentrañan sus causas y efectos y se exponen de una forma didáctica los diversos procedimientos judiciales existentes y las diferencias entre ellos.

La guía, disponible para cualquier empresa en www.hispajuris.es, es obra del Departamento de Recuperaciones de Hispajuris, compuesto por abogados procesalistas, que hacen valer su especialización y la amplia cobertura territorial de Hispajuris para una mejor atención de las reclamaciones judiciales, y, en su caso, de posibles negociaciones, antes o durante el curso del proceso.

En cuanto a la gestión de la morosidad, la monografía establece que "la externalización de los expedientes impagados puede ser una herramienta altamente útil para aligerar de esa carga a la empresa, así como para maximizar medios y resultados". Además, establece unas medidas preventivas contra la morosidad como la información previa a la contratación, documentar la relación, comunicación por escrito y un estudio de las condiciones de la contratación.

Las acciones judiciales contra la morosidad pasan por procedimientos civiles, mercantiles y penales. En este sentido, "el procedimiento civil monitorio es específico para el cobro de cantidades de deudas líquidas, vencidas y exigibles de cantidad inferior a 250.000 euros".

Por otro lado, la guía resume los beneficios fiscales existentes y aplicables para el caso de facturas impagadas y el modo de articularlos, todo ello con el objetivo de ofrecer un análisis general de la morosidad. En caso de tener varios créditos frente al mismo deudor, éstos son independientes entre sí y, aunque uno de ellos tenga la condición de moroso, no implica que el resto de créditos también alcancen la condición de dudoso cobro.

Por último, en la monografía de Hispajuris también se expone la figura jurídica del concurso de acreedores, que desde la Ley de 22/2003 de 9 de julio sustituye las anteriores figuras conocidas como "quiebra" y "suspensión de pagos". En la nueva ley se han unificado los cuatro procedimientos anteriores y gracias al concurso de acreedores, el acreedor puede tener un determinado control y un orden en los pagos. El concurso lo puede solicitar el deudor (concurso voluntario) o el acreedor (concurso necesario) y en caso de que el juez desestime el concurso, las costas irán a cargo del acreedor.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17