Conócenos

LIBRO

Expertos analizan la información financiera en la banca del siglo XXI

El libro"La información financiera en la banca del siglo XXI" recoge la aportación de varios autores sobre aspectos como la presión que ejerce sobre la actividad bancaria el proceso de globalización, la necesaria coordinación en las regulaciones internacionales y el salto cualitativo que supuso Basilea II.

  • Imprimir

Valentí Pich Rosell, presidente del Consejo General de Colegios Economistas Valentí Pich Rosell

El presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, Valentí Pich, el vicerrector de Coordinación del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Cantabria, Gonzalo Capellán, el Consejero de Universidades, Empresa e Investigación de la Región de Murcia, coordinador y autor del libro y miembro del Consejo Consultivo de ECIF-CGCEE, Salvador Marín y el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Cantabria, director General de la Fundación UCEIF (participada por la Universidad de Cantabria y Banco Santander), Francisco Javier Martínez García, han analizado las tendencias sobre la información financiera bancaria, ante los desequilibrios financieros de los últimos años y han presentado el libro "La información financiera en la banca del siglo XXI", que recoge la aportación de varios autores sobre aspectos, como la presión que ejerce sobre la actividad bancaria el proceso de globalización, la necesaria coordinación en las regulaciones internacionales y el salto cualitativo que supuso Basilea II.

En estos momentos en nuestro país asistimos a una reorganización de las cajas de ahorro, con un sistema singular, como los denominados sistemas integrados de Protección (SIP) o fusiones "frías" que apoyándose en el Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB) se apoyan en la información financiera de calidad para su adecuada reconversión.

Confianza y solvencia son dos de los ingredientes necesarios para un sistema financiero potente y vanguardista, no se tiene por qué demonizar la innovación financiera, hay que concienciar, coordinarse, apostar por la ética, la responsabilidad social empresarial y por unos cada vez más potentes y transparentes sistemas financieros del siglo XXI.

Para mirar al futuro tenemos que tener presente lo que ha sucedido y ser conscientes de que la información financiera de calidad es una de las bases principales de una adecuada supervisión financiera, solo así la economía financiera volverá a fluir con lo que la real estará en condiciones de iniciar la senda de crecimiento que todos deseamos.

En este sentido, es importante recordar que el sistema financiero es pro cíclico, esto lo hemos vuelto a comprobar en un contexto de crisis internacional. Por tanto deberemos prepararnos para un nuevo entorno competitivo, con mejor (no necesariamente mayor) presencia del supervisor, mezclando la supervisión macro con la microeconómica.

Si vemos, de una forma no exhaustiva, las crisis del 29 en los Estados Unidos, la asiática de 1997, la de México en 1994, la de Argentina, y la que surgió en el momento de iniciarse este trabajo, denominada crisis "subprime", tienen en común que el "mundo" financiero es el primero en sufrir los estragos de la misma, uniéndose fallos de mercado y de gobierno, como ya han señalado experimentados economistas. En cualquier caso en todas aparece, de forma nítida, una debilidad clara en la supervisión prudencial y en la calidad de información financiera, un motivo más de la oportunidad de este libro.

Es cierto que resulta fundamental la promulgación de normas de información financiera adecuadas para la actividad bancaria, así como su supervisión y control por parte de los bancos centrales o el regulador correspondiente. Y esto es así por la importancia que el adecuado funcionamiento del sistema financiero tiene para la economía de un país, es decir, sus efectos macroeconómicos son de importancia capital sin deber olvidar, nunca, el carácter microeconómico de las entidades financieras en tanto que son empresas inmersas en un sistema.

Este aspecto cobra mayor importancia por la indudable relación que suele existir entre la economía financiera y la real, siendo inevitable, dadas las estructuras actuales de la economía globalizada, que cuando existan problemas en la primera terminan propagándose a la segunda, siendo también cierto que recuperándose la financiera, la real tiene un efecto de confianza y crecimiento o reactivación prácticamente inmediato. Por este y otros condicionantes, la labor de intermediación de una institución bancaria debe estar regulada para que funcione de manera adecuada. Además es conveniente la homogeneización de la información financiera por parte de las instituciones de crédito y su regulador.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17