El Derecho

Conócenos

LEGAL

Cobo Serrano Abogados logra que Banesto devuelva más de 50.000 euros a una empresa de Alcázar de San Juan

Según lo dictaminado por el juez, se considera que la entidad bancaria ocultó y no ofreció información sobre los riesgos del producto contratado.

  • Imprimir

Despacho de Cobo Serrano Abogados Despacho de Cobo Serrano

El Despacho Cobo Serrano Abogados, de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), ha logrado una sentencia pionera a favor de una empresa alcazareña que supone un toque de atención para que las entidades bancarias no utilicen, en ocasiones, prácticas poco ortodoxas a la hora de ofrecer productos a las Pymes.

En concreto el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcázar de San Juan ha condenado a la entidad bancaria Banesto a devolver más de 50.000 euros a una conocida empresa de la localidad, dedicada al sector del saneamiento y climatización, por ocultar y no ofrecer información sobre los riesgos en un contrato de permuta financiera (conocidos como "swap"); por tanto la sentencia declara nulo dicho contrato.

La empresa alcazareña firmó un contrato basándose en la confianza depositada en la entidad bancaria, con la que trabajaba desde hacía mucho tiempo, y en la creencia de que el contrato que firmaba no conllevaba consecuencias negativas para su empresa, pues de otra manera no lo habría firmado y, en consecuencia, la sentencia acuerda la restitución de las liquidaciones giradas a la empresa y sus correspondientes intereses.

Hechos

El citado Juzgado ha considerado probado que la empresa alcazareña no fue por voluntad propia a la entidad bancaria a contratar el producto, sino que fue ésta quien le ofreció la posibilidad de contratarlo, incumpliendo además su obligación de examinar la idoneidad del producto para la empresa, en función de su experiencia inversora y su perfil de riesgo.

En la sentencia se dictamina que el banco no explicó clara, correcta y exhaustivamente a la empresa alcazareña las posibles consecuencias económicas tan desproporcionadamente perjudiciales que este producto podría tener. En este sentido se considera que la empresa dio su consentimiento sin ser consciente del verdadero alcance y significado de aquello a lo que se le obligaba, sin conocer el verdadero riesgo que asumía.

En este punto el Juzgado incide en que son las entidades bancarias las que diseñan este tipo de productos y, por tanto, deberían realizar un esfuerzo adicional, tanto mayor cuanto menor sea el nivel de formación financiera de su cliente, a fin de que éste comprenda, con ejemplos sencillos, el alcance de su decisión y estime si ésta es adecuada o no.

Asimismo la sentencia considera que la comprensión del producto contratado requiere una formación financiera claramente superior a la que posee la clientela bancaria en general y, de hecho, afirma que ni siquiera los propios directores y subdirectores de la sucursal bancaria, en quienes se ha de presumir conocimiento y experiencia en los productos que comercializan, poseen esta formación y conocimientos.

De hecho en la sentencia se afirma que Banesto presentó el producto como algo "sencillo", sin embargo en la lectura contractual del mismo pueden leerse términos tales como "diferencial", "barrera aplicable", "tipo fijo creciente y convertible a tipo variable con diferencial", "euribor-telerate", "días de liquidación target", etc., términos que no son en absoluto asequibles a cualquier cliente.

Defensa de los intereses de las Pymes

Se trata, según explican los abogados de Cobo Serrano Abogados, de una de las condenas con más dinero de por medio dictada en Alcázar de San Juan por esta práctica bancaria, y que supone un gran éxito, ya que no solo se obliga a Banesto a la restitución de las cantidades cobradas hasta la fecha, sino que también supone dejar de pagar mensualmente una gran cantidad económica que generaba grandes dificultades financieras para la empresa.

En este sentido, los especialistas de Cobo Serrano Abogados entienden que esta sentencia, que recoge el sentir de múltiples audiencias provinciales, es importante para la defensa de los intereses de las Pymes, que se ven en múltiples ocasiones perjudicadas por actuaciones poco ortodoxas de las entidades financieras y abre un camino de esperanza apoyado en resoluciones judiciales que frenan esta inadecuada política de dichas entidades.

Asimismo, desde Cobo Serrano Abogados destacan que esta sentencia, además de por la cuantía en sí, también es un éxito al servir de toque de atención para que los Bancos no se vean beneficiados obteniendo un provecho de la necesidad de los particulares y las Pymes. Por ello conminan a éstas a hacer frente a las entidades bancarias y plantarles cara con el fin de que no queden impunes, con su rol de intocables, ante este tipo de acciones premeditadas que atacan tan directamente y en especial a particulares y a Pymes, base de la economía, ya que lo contrario sería atentar contra el mismo principio y valor de justicia.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17