El Derecho

Conócenos

TRIBUNAL DE CUENTAS

El futuro presidente del Tribunal de Cuentas quiere implantar más celeridad y forzar la colaboración de terceros

Ramón Álvarez de Miranda García, consejero del Tribunal de Cuentas al que PP y PSOE proponen como nuevo presidente, quiere implantar más celeridad en los trabajos de la institución y aprobar medidas coercitivas que asegure la colaboración de terceros que ahora niegan datos al tribunal.
  • Imprimir

Tribunal de Cuentas Tribunal de Cuentas

Así lo ha avanzado Álvarez de Miranda ante la Comisión de Nombramientos del Congreso que le ha examinado con vistas a su votación en el Pleno de la Cámara Baja la próxima semana.

De su experiencia en la institución, de la que es consejero desde 2001, ha reseñado que la incorporación paulatina de los medios telemáticos no justifica que los plazos que tienen las instituciones para rendir cuentas vayan más allá del ejercicio siguiente, por lo que aboga por implantar más celeridad en la presentación de datos al Tribunal.

Retrasos en el análisis de los partidos

Álvarez de Miranda, que fue diputado de UCD hasta 1982, ha informado de que los exámenes de la Cuenta General del Estado y de la administración local van actualmente al día, teniendo en cuenta los plazos legales vigentes, mientras que hay desfases en relación con las comunidades autónomas, donde el Tribunal va en el "furgón de cola" de los análisis de otros órganos, y con la contabilidad ordinaria de los partidos políticos, ya que la reforma de 2007 le exigió elaborar planes de contabilidad que no forman parte de sus tareas habituales.

También se ha referido a la necesidad de introducir modificaciones legales en el deber de colaboración de terceros, como ocurre por ejemplo con los recelos del Banco de España a informar de los créditos que las entidades financieras conceden a los partidos o las reticencias de los proveedores de entidades fiscalizadas a proporcionar datos en tiempo y forma.

El futuro presidente del Tribunal de Cuentas quiere que haya "obligaciones más claras" para que la institución pueda llegar donde ahora no puede alcanzar, si es necesario incluso introduciendo medidas coercitivas para obtener información que ahora se le niega.

La Comisión de Nombramientos del Congreso ha examinado este martes, con los votos de PP, PSOE y CiU, certificado de idoneidad a los seis candidatos auspiciados por los partidos mayoritarios para la renovación del Tribunal de Cuentas y que serán elegidos por el Pleno de la Cámara Baja la próxima semana.

Queja de UPyD y plante PNV, IU-ICV Y MIXTO

Como hizo en los exámenes a los aspirantes al Tribunal Constitucional (TC) y a la Junta Electoral Central (JEC), la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha vuelto a cuestionar el proceso de elección de los órganos constitucionales denunciando la negociación bilateral entre PP y PSOE y renunciando a participar en la votación.

A su juicio, los fallos de las instituciones de control están muy relacionados con la forma con que se eligen, redundando en "una falta de control que ha llevado a una crisis política que tiene muchas derivas, algunas de cuales las sufrimos en el sistema financiero".

En la comparecencia de los candidatos volvieron a ausentarse los representantes de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), PNV y Grupo Mixto, los mismos que declinaron participar el lunes en las audiencias con los candidatos al TC y a la JEC al considerarse excluidos de la negociación para cubrir vacantes en los órganos institucionales.

De los seis candidatos que corresponde elegir a la Cámara Baja, cuatro de ellos han sido propuestos por el PP y los otros dos por el PSOE (uno de ellos una magistrada consensuada con IU). La otra mitad del consejo (tres propuestos por el PP y otros tantos por el PSOE) se examina y vota en el Senado.

Otro de los examinados, Ángel Antonio Algarra Paredes, profesor adjunto de Política Económica de la Universidad San Pablo-CEU, ha subrayado el "reto apasionante" que supone volver al Tribunal de Cuentas, donde ya trabajó hace años fiscalizando asuntos como el caso Marbella.

En esta misma línea también se ha manifestado Enriqueta Chicano, que presidió la Federación de Mujeres Progresistas vinculada al PSOE antes de ingresar como funcionaria en el Tribunal de Cuentas, donde lleva 15 años. Al igual que Álvarez de Miranda, Chicano ha defendido en la necesidad de acelerar la emisión de los informes de fiscalización y que éstos incluyan además conclusiones, al tiempo que ha aplaudido que existe paridad en el Consejo del Tribunal de Cuentas.

Los otros tres aspirantes son María José de la Fuente y de la Calle y José María Suárez Robledano, ambas propuestas por el PP, y María Antonia Lozano Álvarez, magistrada de la Audiencia Nacional pactada por PSOE e con IU.

Y en el Senado, los 'populares' han propuesto tres nombres: Javier Medina Guijarro (consejero desde 2001, cuando llegó propuesto como hombre de consenso entre PSOE y PP), Margarita Mariscal de Gante (exministra de Justicia), Manuel Aznar López (hermano mayor del expresidente del Gobierno). Por su parte, el PSOE lleva otros tres: los ya consejeros Lluís Armet i Coma y Felipe García Ortiz, más Dolores Genaro Moya.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17