Conócenos

TOMA DE POSESIÓN

El presidente del Congreso, tres ministros y el mundo judicial arropan a Torres-Dulce en su toma de posesión

El presidente del Congreso, Jesús Posada; los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; Agricultura, Miguel Arias Cañete y Educación y Cultura, José Ignacio Wert; además de una nutrida representación del mundo judicial y fiscal han arropado este lunes a Eduardo Torres-Dulce Lifante durante su toma de posesión como fiscal general del Estado.

  • Imprimir

Jesús Posada, presidente del Congreso Jesús Posada

Para este acto solemne, que ha dejado pequeño el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, el nuevo fiscal general ha contado como padrinos con el fiscal de Sala de este órgano, Juan José Martín Casallo y con el magistrado Carlos Granados, quien ocupó también el máximo puesto en la fiscalía durante la etapa de ministro de Juan Alberto Belloch.

Además de los ya señalados, asistieron la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; los ex fiscales generales Cándido Conde-Pumpido y Jesús Cardenal; ex ministros como Mariano Fernández Bermejo (fiscal de carrera); el vicepresidente del Tribunal Constitucional (TC), Eugeni Gay y una nutrida representación de magistrados del éste tribunal, de la Audiencia Nacional y del Supremo, así como vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

También se encontraban entre los presentes la ex presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; y su amigo y cineasta José Luis Garci; además de las familias de los fiscales asesinados por ETA Luis Portero y Carmen Tagle, invitados expresamente por el nuevo fiscal general.

"DEFENSORES DE LA SOCIEDAD"

Durante su intervención en este acto, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo del Poder Judicial, Carlos Dívar, ha destacado el papel de los fiscales como "defensores del Estado y de los más necesitados de defensa", como son los menores o los incapacitados, y ha contrapuesto esta imagen de los representantes del Ministerio Público a "la equivocada de acusadores que disfrutan de la condena" de los enjuiciados.

Dívar, que ha se ha equivocado en dos ocasiones al citar el segundo apellido del nuevo fiscal general -ha dicho Infante o Linfante por Lifante-, ha recordado que su familia y la de Torres-Dulce son amigas desde hace años, y ha recordado un viaje que realizó a Roma invitado por los padres del ahora máximo representante del Ministerio Público.

DEVOLUCIÓN DEL COLLAR

Seguidamente, Dívar ha recordado el "gesto" realizado unos minutos antes del acto por el ministro de Justicia, que ha devuelto el Gran Collar de la Justicia al alto tribunal tras 73 años de "custodia" de este símbolo por el Ministerio, que venía prestándolo al presidente del Tribunal Supremo de turno para que pudiera llevarlo en actos solemnes como del de hoy para luego depositarlo de nuevo en la Dirección General del Notariado.

La decisión de Ruiz-Gallardón ha sido tildada de "todo un símbolo" por el presidente del Supremo, que ha aprovechado la ocasión para desear al nuevo responsable de la cartera de Justicia que " Dios guíe el acierto de sus pasos en todo momento".

Igualmente, Dívar ha destacado la "finura y elegancia" de Torres-Dulce por invitar expresamente al acto a las familias de Portero y Tagle y ha recordado que las víctimas del terrorismo tienen "todos los derechos" y todo su "apoyo".

Finalmente, el presidente del Poder Judicial se ha referido a las tres crisis actuales existentes, que a su juicio son, además de la económica, las de los "valores morales y la institucional".

Sobre la primera, ha insistido en lo ya señalado en cuatro de sus discursos de apertura del Año Judicial en el sentido de la importancia de descongestionar los tribunales, especialmente el Tribunal Supremo, para que puedan revertir en el circuito económico los miles de millones de euros que se encuentran bloqueados en litigios.

Ha añadido que los jueces y los fiscales "tienen que distinguir el bien y el mal", y que para ello cuentan con los valores de "la sabiduría, la justicia y el amor" y que la crisis institucional es importante porque "desgastando a las personas desgastamos las intituciones" y que "mientras las primeras pasan las segundas se mantienen".

El Consejo de Ministros nombró el pasado viernes a Torres-Dulce nuevo fiscal general del Estado, quien tomó posesión de su cargo ante el Rey en una ceremonia celebrada en el Palacio de la Zarzuela antes de la acontecida en el Tribunal Supremo.

El nombramiento, por cuatro años no renovables, se produce tras cumplimentarse los requisitos fijados en el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal. Esto es, habiendo informado favorablemente de la propuesta el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y tras la comparecencia de Torres-Dulce en el Congreso el pasado miércoles, donde su designación fue apoyada por todos los grupos parlamentarios presentes en la Comisión de Justicia.

Durante dicha comparecencia, Torres-Dulce hizo hincapié en su interés en reforzar la independencia de la Fiscalía respecto del Ejecutivo y de avanzar en temas como una autonomía presupuestaria de esta institución.

Eduardo Torres-Dulce Lifante (Madrid, 1950) tiene desde marzo de 2000 la categoría de fiscal de Sala del Tribunal Supremo aunque en la actualidad estaba destinado en el Tribunal Constitucional. De tendencia moderada y conservadora, es considerado el número dos del escalafón del Ministerio Público, sólo superado por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo.

Torres-Dulce ingresó por oposición en la Escuela Judicial en mayo de 1975 y se decantó al año siguiente por la carrera fiscal. Ha representado al Ministerio Público en la Fiscalía de Sevilla y Madrid y ha ocupado la plaza de teniente fiscal en la Audiencia Provincial de Guadalajara. Desde 1985 estuvo destinado como Fiscal en la Fiscalía ante el Tribunal Constitucional.

En octubre de 1996, fue ascendido a la categoría de fiscal de Sala y nombrado fiscal de Sala Jefe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado. En marzo de 2000 fue nombrado fiscal de Sala del Tribunal Supremo y jefe de la Sección de lo Penal hasta junio de 2005.

Miembro de la conservadora Asociación de Fiscales desde 1980 y vocal del Consejo Fiscal, ha ejercido también como profesor de Derecho Penal en varios centros universitarios, entre ellos ICADE, el CEU y la Universidad Pontificia de Salamanca, y de Derecho Constitucional en el Centro de Estudios Jurídicos.

Reconocido cinéfilo, ha colaborado en varios programas de radio y televisión junto al cineasta José Luis Garci. Actualmente colabora con este último y Luis Herrero en el espacio 'Cowboys de medianoche', en esRadio.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17