Conócenos

Charlie Abrahams

"El abuso de propiedad intelectual causado por la impresión en 3D se centra potencialmente tanto en productos digitales como físicos"


Entrevistamos a Charlie Abrahams, vicepresidente senior de MarkMonitor.

  • Imprimir

- Este año se celebra el 46 aniversario de la entrada en vigor del Convenio de la OMPI y quisiéramos saber qué opinión le merece este singular Convenio.

Sin duda, el Convenio de la OMPI del 67 fue un hito fundamental en el mundo de la protección de la propiedad intelectual y por tanto de la protección de las marcas; fundamentalmente porque dio lugar a la creación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que es el organismo especializado en este tema del sistema de organizaciones de Naciones Unidas.

La razón de ser de MarkMonitor, proteger las marcas, se identifica con los objetivos fundamentales de la OMPI, que no son otros que fomentar la protección de la propiedad intelectual en todo el mundo y asegurar la cooperación administrativa para lograrlo.

- Un recentísimo estudio llevado a cabo por MarkMonitor ha revelado que el 93% de las principales marcas sufren de prácticas de abuso online. Generalmente ¿en qué consisten dichas prácticas?

Efectivamente la gran mayoría de las marcas sufren prácticas de abuso online. En la mayor parte de los casos con el desvío del tráfico de clientes a páginas fraudulentas con productos ilícitos.

Actualmente, las prácticas de sabotaje online de marca están llegando a todos los sectores. Incluyendo productos de moda, calzado, electrónica, los contenidos digitales, etc. Los falsificadores están aprovechando cada vez más del auge de los medios sociales, las apps para móviles e internet móvil para lanzar sus ataques a las marcas.

En 2016, debemos estar atentos a fenómenos en pleno desarrollo que son caldo de cultivo el fraude contra las marcas como son la impresión en 3D, clara amenaza para las marcas. El ya consolidado Streaming, con su consecuente aumento de la piratería por la transmisión de vídeos online o la actividad en la web profunda, tan difícil de controlar y en la cual, por sus especiales características, es más sencillo vender mercancías falsificadas o de mercado gris, recoger las credenciales de usuario, difundir malware, etc.

Actualmente todas las grandes marcas deben estar vigilantes para evitar que estas prácticas, cada vez más comunes, afecten a su imagen y a su cuenta de resultados.

- ¿Por qué el streaming y la piratería digital resultan tan difíciles de combatir legalmente?

A pesar de los recientes avances legislativos, efectivamente sigue siendo complicado combatir legalmente tanto el streaming como la piratería digital.

Autoridades de países de todo el mundo han apostado por el bloqueo de webs ilegales y por alcanzar acuerdos con los proveedores de Internet para hacer un seguimiento de los ingresos económicos y así terminar con estas páginas ilegales.

Concretamente en España, el pasado 1 de enero, el Ejecutivo aprobó la nueva Ley de Propiedad Intelectual en la que se amplían las sanciones administrativas y aquellos que incumplan los requerimientos de la Comisión Sinde de retirada de contenidos ilegales se enfrentarán a multas que van desde los 30.000 euros hasta los 600.000 euros.

También hay que tener en cuenta que la reforma del Código Penal convierte este tipo de infracciones en delito y podrán ser sancionados con hasta seis años de cárcel.

- A su juicio ¿por dónde han de pasar las estrategias globales de defensa y protección de la marca? Dicho de otro modo ¿qué necesitamos?

El éxito depende de tener una estrategia de protección de marca bien pensada que analice los riesgos específicos que corre una marca y el uso de las mejores prácticas para cada caso. Muchas empresas llaman en un experto en protección de marca para elaborar la estrategia y asesorar a la empresa en la aplicación y cumplimiento de las medidas necesarias.

Las compañías con presencia online deben estar preparadas para ofrecer una experiencia de marca creíbles y de confianza en todos los canales digitales, cuando y donde los clientes las buscan. Los brandjackers online, pueden frustrar estas experiencias mediante la suplantación de marcas. Mientras que algunas pequeñas y medianas empresas aceptan esto como el coste de hacer negocios online, los dueños de negocios inteligentes reconocen el valor intrínseco del desarrollo de una estrategia específica de protección de marca para su presencia digital.

La asociación con expertos en protección de la marca puede reportar aún mayores rendimientos, utilizando las mejores prácticas para guiar la aplicación efectiva y proporcionar inteligencia más profundamente en actividades falsificadores. Todos los empleados en toda la empresa - desde la fabricación y la comercialización de la marca, la atención al cliente, TI y legal - pueden usar esta información para colaborar a que su negocio online sea más seguro.

- De un tiempo a esta parte se está hablando cada vez más de la Web Profunda ¿qué amenazas trae consigo en materia de propiedad intelectual e industrial? ¿Qué riesgos depara?

Las empresas deben realizar un esfuerzo en el seguimiento y control de lo que sucede con sus marcas en la llamada Web Profunda dónde las páginas web no están indexadas, las páginas son de contenido dinámico y la información privada es inaccesible a través de navegadores regulares o motores de búsqueda.

Como comentaba antes, es obvio que en esta zona de la web es más sencillo vender mercancías falsificadas o de mercado gris, recoger las credenciales de usuario, difundir malware, participar en asociación falsa, y llevar a cabo estafas al consumidor. En numerosas ocasiones los usuarios de Internet son dirigidos a la Web Profunda de diferentes formas como, por ejemplo, a través del spam o de los anuncios, y también con los 'ciberocupas' de nombres de dominio.

Sin embargo, un punto positivo es que, a pesar de sus peculiares características, cuando queremos evitar el abuso en la Web profunda, podemos utilizar estrategias de control estándares.

- ¿Y los avances y desarrollos tecnológicos en materia de impresión 3D, por qué suponen una amenaza en materia de derechos de autor, intelectual e industrial?

Efectivamente en 2016 otra de las grandes amenazas para las marcas globales está siendo la increíble evolución del sector de la impresión 3D que según el Informe Wohlers de 2014, podría generar a nivel global unos 11,2 millones de euros en ingresos en 2018.

Sabemos que el abuso de propiedad intelectual causado por la impresión en 3D se centra potencialmente tanto en productos digitales como físicos. La disponibilidad de planos de diseño y archivos CAD debe ser monitoreada a través de Internet ya que a menudo son la fuente del abuso de los derechos de autor de impresión 3D y de Propiedad Intelectual.

- Una práctica cada vez más extendida es la del sabotaje de la reputación digital por maledicencia que principalmente se centra en el entorno de las redes sociales y buscadores. ¿Cree que ello llegará y afectará a la reputación digital de las marcas?

Sin duda, esto ya es una realidad. Existen numerosos ataques que tienen como objetivo sabotear la reputación de la marca. Los ejemplos de empleados descontentos y competidores maliciosos que usan las redes sociales como vehículo para atacar a las organizaciones son numerosos. En este punto, la monitorización es fundamental para atajar cuanto antes estas malas prácticas.

Mantener una marca segura y protegida en la esfera de los medios sociales es un esfuerzo continuo que requiere una sólida estrategia para combatir los casos de uso no autorizado o la apropiación indebida de la misma

Una organización necesita asegurarse de que se han tomado las medidas apropiadas para registrar su marca o marcas oficialmente y de manera proactiva en las redes sociales, blogs y microblogs, usando su marca como nombre de usuario, tanto en les redes principales como en las nuevas que van apareciendo.

Algunos medios sociales tienen un proceso de verificación mediante el cual las marcas u organizaciones pueden demostrar su legitimidad. Para los sitios que no ofrecen esta opción, las organizaciones pueden asegurar que su página web oficial incluye iconos, información y enlaces que dirigen al internauta fácilmente a sus perfiles oficiales en las redes sociales.

- ¿Qué ofrece MarkMonitor a los abogados y resto de profesionales del Derecho para facilitar su labor de cara a defender y proteger los intereses de sus respectivos clientes?

MarkMonitor, gracias a su tecnología propia enfocada específicamente a la protección de marca a través de la búsqueda e identificación de abusos de marca en el entorno de internet, ofrece a bufetes profesionales y departamentos legales de las marcas la información y datos contrastados necesarios para respaldar posibles litigios frente a los defraudadores. Un buen ejemplo de esto podría ser nuestra participación en el caso Belstaff.

En este caso, realizamos una búsqueda que se centró en páginas web que utilizaban la marca Belstaff en su nombre de dominio y también en páginas web genéricas que ofrecían estos productos falsificados. Nuestra tecnología de búsqueda era lo suficientemente compleja y completa como para explorar toda la red, incluyendo los resultados tanto indexados como no indexados, y examinar los criterios fundamentales como el diseño de la página web y los procesos de pago. Descubrimos 3.000 sitios web que vendían productos falsificados de Belstaff, y nuestra tecnología también identificó que más de 800 de esas páginas web eran gestionadas por un solo individuo ubicado en China.

Belstaff decidió ir adelante con un proceso contencioso y entregó a la firma de abogados los datos que conseguimos en MarkMonitor para que el proceso legal fuera hacia adelante.

Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17