Conócenos

María Isabel Toledo Romero de Ávila

"Oratoria, lenguaje no verbal, protocolo procedimental, habilidades del buen abogado"

Mª Isabel Toledo Romero de Ávila

Presidenta de la Asociación Nacional de Abogados y Graduados Sociales Emprendedores (ANAGSE), Directora del Centro de Formación práctica de Juristas Roleplayjurídico, Socia y Fundadora de MiToledo Abogados y Consultores, abogada en ejercicio, formadora, coach y autora  de artículos relacionados con la práctica jurídica.

  • Imprimir

¿Por qué es necesario una formación  específica centrada en la praxis de la abogacía?

Existe una importante carencia práctica en la formación universitaria y postgrado; el resultado es un profesional con grandes conocimientos teóricos que no sabe cómo actuar en una Sala de Vistas.

¿Se fundamenta en la  transmisión de consejos para juristas basados en su experiencia?

Nuestros Talleres de formación práctica se basan en  el aprendizaje más importante que existe: la experiencia.

O, por el contrario, ¿es más sustancial y abarca diversas áreas de conocimiento?

Es absolutamente sustancial. Se tratan las cuestiones más diversas, ya que de la propia preparación y celebración de las vistas, es decir, desde la práctica, aparecen dudas sustantivas, procesales y de actuación que se van resolviendo dentro de la dinámica de trabajo de grupo que se crea entre todos los que intervenimos en el taller.

¿Cree que en los centros de formación universitaria debería tener cabida e incrementarse esta formación?

Sin duda, la que existe en este momento es anecdótica.

¿Cómo valora usted la formación actual que reciben los alumnos en este tipo de habilidades?

Escasa. Es incomprensible que en la formación de juristas no se aborden cuestiones básicas de la práctica forense. Se aprende más fácilmente la teoría desde la experiencia práctica, ya que tiene un componente de utilidad inmediata que deja una huella más profunda en la memoria.

¿Se contempla esta formación tanto en el máster, como en las prácticas que se exigen para poder ejercer como abogado?

En el máster se contempla la realización de alguna simulación como última parte del temario, pero como, ya he comentado, es insuficiente. El profesional no puede asimilar todas las variables que hay que tener en cuenta para enfocar con seguridad y garantías un juicio con una sola simulación. Es imposible que se aborde la formulación oral de un recurso de reposición, el análisis de excepciones procesales o el dominio de la oratoria, entre otros. Me consta que en el ámbito de la especialización en el ámbito del derecho laboral, sí se está introduciendo esta dinámica.

En algunos despachos se denuncia que en las facultades se estudia un Derecho de laboratorio alejado de la praxis real, ¿en qué medida Roleplayjurídico está en disposición de subsanar esta deficiencia formativa?

Nuestra disposición para subsanar esa carencia es total. Nuestro Centro se encarga de que el abogado/graduado social, después de horas de simulaciones, afronte su primera vista real con habilidades suficientes, lo cual es, sin duda, una tranquilidad para el despacho y para el propio cliente.

Oratoria, lenguaje no verbal, protocolo procedimental, inteligencia emocional con el cliente y colaboradores, inteligencia emocional en sede judicial… ¿qué habilidades son las que se precisan desarrollar hoy día para ser un buen abogado?

En primer lugar, el autocontrol, un profundo conocimiento del caso, del cliente y de la normativa y jurisprudencia aplicable al mismo, acompañado de un absoluto control sobre las normas de procedimiento y un buen manejo del lenguaje no verbal y de la  oratoria. Incluiría también las técnicas de negociación y la mediación.

¿Quiénes son los principales demandantes de este tipo de formación?

En nuestro caso, estudiantes de últimos cursos universitarios o postgrados, abogados y graduados sociales ejercientes que quieren aprender o perfeccionar sus habilidades en Sala. Tenemos entre nuestros alumnos auténticos emprendedores.

¿Qué consejos aportaría a los abogados que inician su carrera profesional? ¿ y cuáles a los senior que precisan avanzar en su desarrollo profesional?

A los juristas que comienzan, les transmitiría tranquilidad e ilusión, que aprendan de jueces, fiscales y compañeros contrarios, que pregunten todo lo que quieran saber y que escuchen mucho. Han elegido un camino duro, pero muy gratificante.

A los abogados y graduados sociales senior, que no dejen nunca de aprender ni de evolucionar, porque en esta profesión no puedes pensar en ningún momento que ya lo sabes y controlas todo. Eso es un gran error y detecto ese tipo de comportamientos con bastante frecuencia. Tenemos que ser humildes para aprender y también para enseñar a los que vienen detrás.

¿Cuáles son los beneficios que podemos obtener en simulaciones de juicios civiles, penales y laborales?

Adquirir soltura y autocontrol, aprender a desenvolvernos en estrados, conocimiento de las normas procesales.

¿Qué puntos fundamentales se revisan en esas simulaciones?

Comportamiento en Sala, interrogatorio de partes, testigos o peritos, asentamiento de aspectos procesales, oratoria, lenguaje no verbal y estrategias adecuadas para enfocar los casos a simular.

Puede  exponer algún caso concreto en los que le hayan requerido su ayuda.

En mi labor como Mentora de abogados, muchos compañeros están dirigiéndose a mí para ayudarles a enfocar y preparar sus vistas; de hecho, algunos alumnos de los talleres están incorporando sus propios casos para que sean preparados y simulados antes del juicio real. Es una experiencia que está teniendo excelentes resultados.

Si tuviera que recomendar la práctica jurídica a un abogado en tres frases. ¿Cuáles serían?

-  El ejercicio del derecho fundamental de defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos,  como máxima expresión del artículo 24 de nuestra Constitución.

- La satisfacción de defender los intereses de quien no puede defenderse a sí mismo ante los Tribunales de Justicia. Somos nosotros quienes abrimos las puertas de la administración de justicia a nuestro cliente, acompañándole, guiándole y defendiéndole.

- La independencia y libertad de criterio que rige nuestra actuación profesional, garantía de la tutela judicial efectiva.

Alguna aportación que quiera realizar.

Para finalizar, quiero llamar la atención sobre las graves carencias que, en cuanto a formación práctica, presentan los planes de estudios actuales y mucho me temo que el acceso a la abogacía no los va a solventar, puesto que se va a seguir priorizando la enseñanza teórica sobre la práctica.

 

 

Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17