Conócenos

Economía/Macro

Zapatero participa mañana en el Consejo Europeo, donde defenderá flexibilizar el fondo de rescate

España es partidaria de que pueda comprar deuda y conceder líneas de crédito
  • Imprimir

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, viajará este jueves a Bruselas para participar hasta el viernes en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, en la que defenderá que se flexibilice el fondo de rescate de 750.000 millones de euros creado en mayo para evitar nuevas crisis de deuda en la eurozona.

El Gobierno español apoya dotar a este fondo de más recursos con el fin de que pueda comprar deuda soberana y conceder líneas de crédito "a corto plazo" a países con problemas, han informado fuentes de Moncloa en vísperas de que la UE decida hacer permanente el fondo de rescate a partir de 2013.

La idea que respalda España es que el actual Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que hasta el momento sólo se ha empleado en el rescate de Irlanda, pueda utilizarse "de manera preventiva" para hacer frente a determinados problemas de comportamiento en los mercados financieros por falta de liquidez o ante una ausencia excesiva de confianza en una economía de los países de la moneda única.

Sin embargo, las fuentes reconocen que, aunque estas ideas se pondrán encima de la mesa en este Consejo Europeo, es difícil que se materialicen en un acuerdo porque se trata de "cuestiones técnicas" que habrán de remitirse a las próximas reuniones del Eurogrupo y de los ministros europeos de Economía. Como no se prevé una nueva reunión del Eurogrupo, el siguiente foro donde podría abordarse la cuestión sería en la reunión del Ecofin del próximo 17 de enero.

El Ejecutivo español admite que en la cumbre de Bruselas también podría plantearse la posibilidad de aumentar la dotación del fondo de 750.000 millones de euros, aunque cree que se hablará más de "flexibilizar recursos y ver a qué se pueden destinar".

Los líderes europeos tendrán que dar su visto bueno a las características generales del nuevo mecanismo de estabilidad de la zona euro que sustituirá al actual en 2013 y para lo que será necesaria una reforma limitada del Tratado de Lisboa, que apenas lleva un año en vigor.

Para ello, los jefes de Estado y de Gobierno darán previsiblemente su respaldo al acuerdo del Eurogrupo del pasado 28 de noviembre sobre las características fundamentales del nuevo fondo y pedirán que este trabajo se complete antes de marzo de 2011, de modo que todos los países miembros puedan ratificar la reforma del Tratado que implica antes de finales de 2012.

LOS ACREEDORES EN LOS RESCATES.

El Eurogrupo estableció como principal novedad del nuevo fondo permanente que entrará en vigor a partir de 2013 la participación, "caso por caso" y "como último recurso" del sector privado cuando haya que asistir financieramente a algún país.

Según las fuentes del Gobierno español, aún "está por determinar cómo se instrumenta esa participación", es decir, "en qué momento y en qué condiciones". España considera que el "último recurso" debe ser la participación del sector privado en el mecanismo, así como la reestructuración de la deuda porque supondría una pérdida de valor para los acreedores.

El Ejecutivo defiende también que esta participación siga los criterios de actuación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que no afecte a las actuales emisiones de deuda.

España da por hecho que del Consejo Europeo saldrá "un mensaje de unidad" en torno al euro que contribuirá a eliminar la incertidumbre sobre la deuda soberana y a garantizar la estabilidad de la zona euro, ya que todas las economías son conscientes de los "momentos difíciles" que vive la moneda única.

Además, los líderes intentarán lanzar un mensaje "político de cohesión y unidad" en torno a las instituciones europeas y a las políticas nacionales que se están llevando a cabo, según las fuentes.

EUROBONOS, UNA PROPUESTA POSITIVA.

Respecto a la posibilidad planteada por el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, de crear un eurobono, el Gobierno español ve esta iniciativa "positiva" e "interesante", pero reconoce que habría que profundizar en ella y que, en todo caso, "no es una solución a la crisis actual" de deuda porque no puede instrumentarse a corto plazo.

En esta línea, la fuentes precisaron que España se opone además a una acción "indiscriminada" de compra de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo (BCE), que sólo debería actuar así en "momentos puntuales" de problemas de liquidez y ante un funcionamiento anormal de los mercados financieros dentro de la UE.

Para hacer frente a los problemas actuales en el seno de la moneda única, España defiende que es "muy importante" poner en marcha esfuerzos nacionales de austeridad y consolidación fiscal. Además, recuerda que para lograr este objetivo existen instrumentos como la política monetaria, una mayor coordinación y control de la política fiscal, la política macroeconómica y, "de forma especial", el mecanismo de rescate.

Zapatero prevé llegar a Bruselas a las 16:15 horas, según el programa que maneja Moncloa y regresará a España tras ofrecer una rueda de prensa al término de la reunión el viernes.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17