Conócenos

LABORAL

Valeriano Gómez afirma que es posible hacer una reforma de la negociación colectiva con diálogo

El ajuste en el sector de la construcción no ha terminado porque de haberlo hecho se estaría creando empleo neto

  • Imprimir

Valeriano Gómez Valeriano Gómez

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha destacado en una Jornada sobre negociación colectiva y mejora de la competitividad en la empresa española, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), que en estos últimos meses se han puesto en marcha ocho reformas que constituyen el más amplio y profundo cambio en el marco de las relaciones laborales que se ha abordado en España en las últimas décadas. "Y todo ello -añadió- dentro de un marco de diálogo social con las organizaciones empresariales y sindicales".

Las reformas a las que aludía el ministro son: la reforma laboral, la reforma de las Políticas Activas de Empleo; el Plan de Choque en materia de contratación, de protección por desempleo y de formación; la reforma de la Negociación Colectiva; la de pensiones; el Reglamento de la Ley de Extranjería; la Ley de Ordenación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social; y el Plan de medidas para la regularización y control del empleo sumergido.

Subrayó el ministro que ante el grave problema de la financiación de la economía española es necesario dar confianza y que esta debía basarse en cuatro aspectos: austeridad para reducir los niveles de endeudamiento, sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas, confianza en la solvencia de nuestro sistema financiero y dinamismo de la economía española tanto en su capacidad de crecimiento como de creación de empleo.

"No hay otra manera de asegurar las condiciones de financiación de nuestra economía que hacer frente de forma rigurosa y profunda a estas cuatro cuestiones", dijo.

El segundo problema que está abordando el Gobierno con el programa de reformas se refiere a la necesidad de sentar las bases de una nueva etapa de crecimiento.

"Esas bases –afirmó- han de tener en cuenta, necesariamente, los requisitos que imponen las nuevas condiciones del marco económico mundial: elevada y creciente competitividad en el mercado global, flexibilidad y capacidad de adaptación, esfuerzo elevado en innovación, crecimiento continuo de la productividad e impulso de lo que se denomina productividad total de los factores, y que se deriva de un funcionamiento cada vez más eficiente de los mercados, de las instituciones y de los sistemas que actúan sobre la economía".

REFORMA LABORAL

Respecto a la reforma laboral Valeriano Gómez destacó que la etapa de crisis puso en evidencia desequilibrios fundamentales en el funcionamiento de instituciones básicas que era necesario abordar para recuperar una senda de creación de empleo. Para hacer frente a estos problemas el Gobierno aprobó la reforma laboral.

Aunque en su opinión es pronto para que las medidas plenamente en vigor trasladen todos sus efectos, resaltó los siguientes datos de los ocho meses de vigencia de la reforma laboral:

Se han realizado 233.620 contratos indefinidos de fomento, 72.014 más que en los 9 meses equivalentes del año anterior. Eso supone un aumento del 44,6%.

Gracias a ello, los contratos indefinidos de fomento han ganando importancia dentro del total de contratos indefinidos realizados: antes de la reforma suponían el 17%, mientras que en los contratos realizados los últimos ocho meses han supuesto el 25% del total.

El crecimiento de los contratos de fomento se debe a las conversiones de contratos temporales en indefinidos. Se ha pasado de convertir menos de 2.000 contratos al mes antes de la reforma a 15.521 de media en los ocho últimos meses.

En total, desde junio de 2010 a febrero de 2011, se han hecho 117.993 conversiones más a indefinidos de fomento. Es decir, 6,4 veces más que en el periodo equivalente anterior.

En conjunto, el 36% de las conversiones han sido en indefinidos de fomento, cuando antes de la reforma suponían menos del 5%.

Como resultado, casi 6 de cada 10 contratos de fomento han sido conversiones, cuando antes de la reforma eran 1 de cada 10.

Por otro lado, y a pesar del descenso de los últimos cuatro meses, se siguen realizando un número importante de contratos indefinidos iniciales (58.700 de media). Pero el peso de estos contratos iniciales sobre el total de indefinidos se ha reducido ligeramente, pasando del 62% al 57%.

En materia de contratos formativos:

Desde la entrada en vigor de la reforma se han registrado 87.520 contratos formativos, de los que 48.610 son para la formación y 38.910 de prácticas.

Se han hecho un 5,4% más de contratos para la formación. Hay que tener en cuenta que en idéntico período de un año antes se había registrado una disminución de un -12,5%.

En cuanto a los de prácticas, han aumentado un 15,6%, cuando en el mismo período anterior se produjo una disminución de un -17,5%.

El conjunto de los contratos formativos ha crecido un 10%.

"En definitiva –concluyó- la Reforma está dando sus frutos en lo que se refiere a la extensión del CFCI, que está ganando peso en la estructura de contratación indefinida y ha impulsado las conversiones de temporales en indefinidos".

EXPEDIENTES DE REGULACIÓN

En relación con los Expedientes de Regulación de Empleo el ministro afirmó que desde julio de 2010 hasta febrero de 2011 se han aprobado 11.542 totales. Por lo que se refiere al número de trabajadores, en los ocho meses de aplicación de la reforma ha sido de 197.740, un 27,7% menos que en el mismo período anterior (273.355).

En el análisis por tipo de expediente se observa que se reduce el número de trabajadores afectado por actuaciones extintivas (casi 2.500 personas menos, un -7%). Este dato es importante, en contraste con el ligero aumento producido en el número de expedientes de este tipo.

También ha caído el número de trabajadores afectados por medidas suspensivas (-46,1%), mientras que los que han reducido su jornada han crecido un 363,7%.

La pujanza de las medidas de reducción de jornada ha hecho que los trabajadores acogidos a este tipo de ERE hayan elevado su importancia sobre el conjunto de afectados por medidas de ajuste del empleo. Desde la entrada en vigor de la reforma han supuesto el 21,4% del total, cuando antes tan sólo significaban el 3,9%.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

En declaraciones posteriores a su intervención el ministro destacó que la incorporación de nuevos temas en la negociación colectiva había contribuido a hacerla más difícil pero "si el resultado es una negociación acordada, de calado, que suponga un cambio de cultura, que tenga en los procedimientos arbitrales su principal pilar habrá merecido la pena haber esperado un mes y medio más".

El ministro se mostró optimista al afirmar que es posible hacer una reforma con diálogo. "Nunca le han sobrado a un país los acuerdos. No se trata de hacer un favor al Gobierno, no hay que pensar en los réditos porque estamos en una situación en la que es más importante mirar al nivel general que al parcial. El primer trabajo es ayudar entre todos a restablecer las condiciones de normalidad financiera", añadió.

Insistió el ministro en que el éxito del diálogo social no es del Gobierno y que lo importante es el resultado por ser mejor para la sociedad. Apeló a la responsabilidad de las organizaciones sindicales y empresariales, dado que están llamadas a aproximar posturas y alcanzar acuerdos, e insistió en la conveniencia de no mezclarlo en el desarrollo de los procesos electorales.

En relación con los datos de paro registrado Valeriano Gómez destacó que no había acabado el ajuste en el sector de la construcción porque si hubiera finalizado se estaría creando empleo neto. "No hay que olvidar que tres de cada cuatro empleos perdidos están ligados al sector inmobiliario", concluyó

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17