El Derecho

Conócenos

CONSULTA

Sustitución de electrodomésticos y de la caldera por el cónyuge que detenta el uso de la vivienda familiar

Existiendo disolución del régimen ganancial por sentencia de separación, y atribución del uso de la vivienda familiar a la esposa, ésta ha adquirido con dinero privativo electrodomésticos nuevos (lavadora, lavaplatos, frigorífico) así como caldera nueva de la instalación de gas, porque los existentes en la vivienda familiar (ganancial) dejaron de funcionar (...) (más)

  • Imprimir

Existiendo disolución del régimen ganancial por sentencia de separación, y atribución del uso de la vivienda familiar a la esposa, ésta ha adquirido con dinero privativo electrodomésticos nuevos (lavadora, lavaplatos, frigorífico) así como caldera nueva de la instalación de gas, porque los existentes en la vivienda familiar (ganancial) dejaron de funcionar.

¿De qué carácter deben considerarse esos gastos a la hora de formularse el inventario: privativo o ganancial?

Respuesta

A nuestro juicio, la sustitución de los electrodomésticos por unos nuevos tienen la consideración de mejoras hechas en un bien ganancial y, por tanto, se deben considerar gananciales (art. 1359 CC, EDL 1889/1).

Los gastos derivados del uso de la vivienda son del titular de dicho uso. Por lo tanto, habría que valorar cuanto tiempo ha durado ese uso y si el cambio ha devenido necesario por el paso del tiempo u otra causa, como avería o mal uso.

Por todo ello, en principio, habría un derecho de crédito de la esposa por el aumento del valor del bien (la casa) a consecuencia de esas adquisiciones, que se debieron hacer con dinero ganancial, salvo prueba en contrario, pero se pagaron con dinero privativo suyo.

Ese aumento de valor de la vivienda debe verse si se ha producido, no en el momento de la adquisición de los aparatos nuevos, sino a la fecha en que se liquide o se venda la casa y, por tanto, cuando realmente se valora el inmueble para ello, comparándolo con el valor que tenía antes del cambio de aparatos.

No obstante, al hacer esa valoración, consideramos que sí se puede discutir y valorar la incidencia que ha tenido en la necesidad de cambio de esos electrodomésticos y de la caldera el uso del que ha disfrutado la esposa.

Por lo tanto, se trata de una cuestión complicada y que dependerá de la prueba que se practique en relación a:

1º. La necesidad del cambio;

2º. El motivo por el que no se pagaron con dinero ganancial;

3º. La incidencia que ha tenido en esa necesidad de cambio de los citados aparatos el uso que de ellos ha realizado de forma exclusiva la esposa;

4º. Si son de la misma categoría de los que había o son de una calidad superior;

5º. Si se hizo ese cambio estando de acuerdo ambos cónyuges;

6º. Etc.

Servicio de consultoría asociado a la obra Derecho de Familia. Más información haciendo clic aquí.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17