Conócenos

SENTENCIA

El Supremo condena a una constructora de viviendas por publicidad engañosa

Los compradores de las viviendas demandaron a la empresa por incumplimiento de contrato en relación a la memoria de las calidades, así como por publicidad engañosa por "crearles falsas expectativas" al ofrecerles una visión distinta del conjunto urbanístico donde se ubican sus casas.

  • Imprimir

La Sala Civil del Tribunal Supremo ha condenado a una empresa constructora a indemnizar a una comunidad de propietarios por venderles una promoción de viviendas en Oviedo, mediante publicidad engañosa, así como entregarles las viviendas con importantes defectos en la construcción.

El Supremo pone así fin al litigio desestimando el recurso de casación interpuesto por la constructora y confirma así la sentencia que dictó en enero de 2008 la Audiencia Provincial de Asturias condenando a esta empresa por incumplimiento contractual y publicidad engañosa sobre el contenido y alcance de los inmuebles vendidos.

La Audiencia de Asturias condenó a la empresa a subsanar los defectos de construcción alegados por la comunidad de propietarios, a respetar la memoria de calidades del contrato y a no construir edificios en la parcela colindante a uno de los inmuebles comunitarios.

Señala la Sala que "la oferta publicitaria no se limitó a la urbanización de los terrenos sobre los que se construyeron los edificios, sino que incorporó un contenido informativo y ofreció una visión distinta del conjunto urbanístico que comprendía dicho ámbito, creando al consumidor la confianza de que, tanto su vivienda en particular, como el edificio en su conjunto, se iba a desarrollar de una determinada forma que luego no se correspondió con la publicidad prenegocial, ciertamente engañosa".

Añade el Alto Tribunal que el consumidor no cuenta con toda la información, pues "lo que se le está ofertando es algo que está pendiente de aprobación pero no se le informa de que lo que se somete a aprobación administrativa es algo distinto de lo que se le oferta".

Estima la Sala que la relevancia de la publicidad en el proceso de toma de decisiones de un comprador medio es cada vez mayor, como también es mayor la posibilidad de crear una falsa expectativa que le prive de la posibilidad de ponderar la conveniencia de adquirir una vivienda en unas determinadas condiciones.

En este sentido, la sentencia concluye que fue un hecho probado que la empresa vendedora no entregó a los adquirentes todo lo que en su actividad publicitaria había anunciado.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17