Conócenos

CONSULTA

Proyecto de instalaciones naútico-deportivas y su sometimiento a evaluación de impacto ambiental

Si un proyecto constructivo de instalaciones náutico-deportivas (pantanales y amarres) que ha solicitado concesión administrativa en puerto autonómico se ubica en una zona afectada por el Plan de Ordenación del Litoral de Galicia (POL),(...)(más)

  • Imprimir

Si un proyecto constructivo de instalaciones náutico-deportivas (pantanales y amarres) que ha solicitado concesión administrativa en puerto autonómico se ubica en una zona afectada por el Plan de Ordenación del Litoral de Galicia (POL), vigente desde el 24-02-2011, que es un instrumento de ordenación del territorio prevalente sobre los instrumentos de ordenación urbanística, ¿resulta necesario someterlo (proyecto) al trámite de evaluación de impacto y efectos ambientales como ocurre con los espacios de la Red Natura?.

Respuesta

De acuerdo con el art. 1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental (BOE de 11 de diciembre de 2013) -EDL 2013/233747- y de conformidad con el Anexo I, Grupo 6, letra d), de dicho texto normativo -EDL 2013/233747-, si las instalaciones náutico-deportivas que se pretenden construir permiten contar con barcos con un arqueo superior a 1.350 toneladas, el proyecto tendría que ser sometido al procedimiento de evaluación ambiental ordinaria, regulado en el título segundo, capítulo segundo, sección primera de dicha Ley (arts. 33 a 44 -EDL 2013/233747-) y, consecuentemente, tendría que someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria.

Si no es así, es decir, si no va a haber cambio de usos del suelo o las instalaciones náutico-deportivas que se pretenden realizar en dicho puerto deportivo no implican una variación sustancial de las actividades que se llevan a cabo en dicho puerto, no sería necesaria la evaluación de impacto ambiental ordinaria a la que hemos hecho referencia en el párrafo anterior.

Asimismo, cabe indicar que, si el puerto deportivo sobre el que se realizan dichas actividades ya cuenta con las debidas autorizaciones ambientales, y si, como se indica, las nuevas actividades náutico-deportivas que se pretenden implantar no suponen un cambio radical en las actividades ordinarias que se realizan en dicho puerto deportivo, no sería necesario someter a evaluación de impacto ambiental las mismas. Cosa distinta sería que sobre dicho puerto no se estuviera llevando a cabo en la actualidad ninguna actividad y que las que se pretenden implantar fueran, por tanto, de nuevo cuño. En tal caso, si dichas actividades, se insiste, implican cambios de uso del suelo o contemplan la posibilidad de que atraquen en el puerto deportivo barcos con un arqueo superior a las 1.350 toneladas, tendría que llevarse a cabo la citada evaluación de impacto ambiental ordinaria siguiendo el procedimiento regulado en los arts. 33 a 44 de la Ley 21/2013 -EDL 2013/233747-.

Servicio de consultoría asociado a la obra El Derecho Urbanismo. Más información haciendo clic aquí.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17