Conócenos

Economía

Las PYMES en España destruyeron 1,5 millones de empleos entre 2008 y 2010, el 14% de su plantilla activa

Bruselas admite que el acceso a la financiación sigue siendo el principal problema en Europa
  • Imprimir

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) en España han destruido 1,5 millones de puestos de trabajo entre 2008 y 2010, más de la mitad de ellos en el sector de la construcción y, un cuarto, en el sector de la manufacturación, según estimaciones hechas públicas este martes por la Comisión Europea. Las PYMES han reducido así un 14% su plantilla activa en los últimos dos años, frente al 9% en el caso de las grandes empresas.

En su informe '¿Se están recuperando las PYMES europeas de la crisis?', el Ejecutivo comunitario advierte de que dado que no se espera que la economía española comience a recuperarse de forma "significativa" hasta "después de 2011" al sector de las PYMES le llevará "más tiempo" para recuperar su actividad y empleo hasta niveles anteriores a la crisis económica.

Las 2,4 millones de PYMES en España emplean a unas 9,3 millones de personas, es decir al 76,3% de la fuerza laboral activa frente al 66,9% de media europea y generan un valor añadido de 387.000 millones de euros, el 67,9% del total, dato que también supera a la media comunitaria, del 58,4%.

Además de en España, las PYMES en Grecia, Irlanda, Letonia y Lituania son las que más empleos han destruido en los últimos años, mientras que las de Alemania, Reino Unido, Austria, Luxemburgo, Malta, Rumanía y Suecia sí han creado empleo. En otros países como Francia, Dinamarca, Italia, Países Bajos, Portugal y Finlandia el sector de las PYMES ha aumentado su valor añadido pero no ha creado empleo, según una tercera categoría de países identificados en el informe.

A nivel europeo, el número de PYMES se ha mantenido estable en cerca de 20,8 millones de empresas en 2010, igual que el año anterior. El sector emplea a un total de casi 87,5 millones de personas y su valor añadido se eleva en 2010 a 3.492 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,4% respecto a 2009.

Bruselas calcula que el sector destruirá más de 823.000 empleos netos en toda la UE tras registrar una caída del 0,9% en el número total de empleados en 2010, frente al 2,7% que cayó en 2009.

El vicedirector general de Empresa e Industria y responsable de PYMES en la Comisión Europea, Daniel Calleja Crespo, ha recordado que las 20,8 millones de PYMES o 23 millones incluidas las del sector financiero que hay en Europa representan el 55% del valor añadido total, dos tercios del empleo y el 80% de los nuevos puestos de trabajo creados en los últimos cinco años, datos que convierten al sector "en la espina dorsal de la economía de la UE".

En rueda de prensa para presentar el informe, Calleja ha reconocido que tras la crisis en 2008 y 2009 "hubo una recuperación" en el sector de las PYMES aunque "el crecimiento de empleo sigue modesto" y ha insistido en la necesidad de apoyar al sector para crear empleo. "Tenemos que apoyarnos en las PYMES para salir de la crisis", ha explicado.

FINANCIACIÓN DEL SECTOR, CLAVE.

Calleja ha subrayado la necesidad de mejorar el acceso a la financiación por parte de las PYMES, su participación en contrataciones públicas, facilitar la segunda oportunidad a empresarios cuya empresa haya quebrado, promover la internacionalización del sector, sobre todo en los países emergentes como Brasil, India, Rusia y China, y el espíritu empresarial de los europeos.

"El mayor problema es el acceso a la financiación. Sigue siendo el principal problema en Europa", ha reconocido Calleja, que ha lamentado que mientras que el sector representa "casi el 60% del valor añadido, sólo obtienen un tercio del dinero público de los contratos".

En el caso de España, las entidades financieras rechazaron el 31% de las solicitudes de créditos de las PYMES en 2009, frente al 23% de media comunitaria, y, asimismo, accedieron apenas al 33% del valor total de los contratos públicos en 2008, frente al 38% de media y sólo al 3,8% de las ayudas estatales, frente al 6,9 % en el resto de la UE, según datos del informe.

Bruselas propone destinar entre 2014 y 2020 un total de 2.400 millones de euros para apoyar a las PYMES y espera que el Banco Europeo de Inversiones facilite "garantías para préstamos y capital de riesgo" para las mismas y desarrolle "mecanismos más innovadores" como "los microcréditos" para apoyar en los próximos años al sector. Calleja también ha instado a las PYMES a aprovechar los fondos estructurales como los programas Progress y Jeremy a su disposición.

CREAR EMPRESAS EN TRES DÍAS POR MENOS DE 100 EUROS

Igualmente, Bruselas ve necesario facilitar la creación de empresas en Europa, motivo por el cuál tiene previsto lanzar una propuesta para que a la altura de 2020 en la UE "sea posible abrir una empresa en tres días y con un coste no superior a 100 euros". "En Estados Unidos se puede abrir una empresa en seis días, en Europa la media sigue siendo 15 días", ha lamentado. En el caso de España, se tarda una media de 47 días en abrir una empresa.

La Comisión Europea también ha instado a los Veintisiete a "no esperar" hasta el 15 de marzo de 2013 para aplicar la nueva normativa comunitaria que obligará a las Administraciones públicas a pagar a sus proveedores en un plazo de 30 días. Aunque el retraso medio en la UE son 25 días en 2010, la cifra sube hasta los 65 días en el caso de España. "La mayoría de Estados miembros no respetan las condiciones de pago. La situación es especialmente problemática en España, Grecia, Portugal e Italia", ha reconocido.

Calleja también ha defendido la necesidad de reducir la burocracia administrativa para crear nuevas empresas. "Proponemos reducir la carga administrativa para 2012 del 25 por ciento, pero creo que superaremos esta medida. Y una vez que la compañía haya presentado la documentación a la administración, no debería tener que presentar el documento a más administraciones", ha explicado.

La publicación del informe coincide precisamente con la semana dedicada a las PYMES que se celebra entre el 3 y 9 de octubre con más de mil eventos paralelos previstos para promover al sector en un total de 37 países y sobre todo el espíritu empresarial de los europeos, informarles de las posibilidades de financiación existentes y cómo promover segundas oportunidades a empresarios fallidos.

Sólo el 4% de las quiebras son fraudulentas, pero el "estigma" con el que vive el empresario fracasado hace "muy difícil" que pueda beneficiarse de una segunda oportunidad a pesar de que los segundos negocios "crecen más rápido que el anterior".

Bruselas también reconoce que hay que mejorar en el traspaso de negocios. Unos 450.000 negocios cambian de mano al año, aunque datos del Ejecutivo comunitario ponen de relieve que todos los años se pierden 150.000 empresas viables y 6.000 puestos de trabajo por la falta de un buen marco normativo que facilite el traspaso, que en el caso de España se realiza en 18 días frente a los casi 34 de media comunitaria. "Hay que cambiar el marco normativo e impulsar un programa para facilitar la transferencia de negocios", ha concluido Calleja.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17