Conócenos

GALICIA

PP y PSdeG aprueban la nueva ley de medios públicos, cuyo director se elegirá por mayoría reforzada de la Cámara

Los grupos del PPdeG y PSdeG han dado luz verde a la nueva ley que regirá los medios públicos gallegos y que incorpora, entre otras novedades, la elección del director general de la compañía por mayoría reforzada de la Cámara y que reduce los miembros del consejo de administración a seis integrantes.
  • Imprimir

Tanto el máximo responsable de los medios públicos gallegos como los seis miembros del consejo de administración sólo podrán ser reelegidos una vez en sus puestos. Además, la nueva legislación introduce la posibilidad del "cese automático" del director general de la futura corporación "por la existencia de una desviación presupuestaria igual o superior al diez por ciento" de las cuentas previstas.

Esta normativa, que recoge el texto conjunto pactado por populares y socialistas después de que fracasase la ponencia conjunta de las tres fuerzas políticas tras desmarcarse el BNG, nace con el plazo máximo de un año para su plena adaptación, es decir, para la transferencia de los activos y pasivos de la actual compañía a la que será la Corporación de Radio Televisión de Galicia, que se constituye como una sociedad mercantil.

Populares y socialistas han remarcado que esta normativa "refuerza la independencia" de la televisión y radio con la fórmula de elección del director general, al tiempo que se establecen "mayores exigencias de incompatibilidades" para acceder al consejo de administración, ya que de él no podrán formar parte miembros de las direcciones de los partidos políticos o sindicales.

Sin embargo, para los nacionalistas, "no es suficiente" la elección del director por mayoría reforzada, puesto que ese fue el método por el que se escogió al director de RTVE, lo cual "no impidió que los miembros del PP dijesen que estaba al servicio del Gobierno" socialista durante esta legislatura, argumentó. De ahí que el Bloque pidiese en sus enmiendas un consejo de administración de 12 miembros que condicionase las decisiones del director general, algo que populares y socialistas rechazan al asegurar que restaría eficiencia a la gestión.

ADVERTENCIAS DE "PRIVATIZACIÓN"

Esta normativa, que recibe el respaldo de una "amplia mayoría" de la Cámara, en palabras del popular Pedro Puy, se aprueba con el voto en contra del BNG, que advierte de que la ley "abre una vía" a la "privatización" del medio.

En este sentido, la diputada nacionalista Ana Pontón se ha referido al programa electoral del PP, que da "libertad" para la entrada de capital privado en los entes autonómicos y ha señalado que el propio PSOE considera que hay "demasiadas televisiones". "No la blinda a futuras privatizaciones", ha advertido la diputada nacionalista, quien insistió en que eso es lo que "dice el programa" de los populares para las elecciones del 20 de noviembre.

Frente a las críticas de Pontón, el portavoz parlamentario del PPdeG y ponente de la ley, Pedro Puy, ha remarcado, como ya ha hecho a lo largo de toda la tramitación de la normativa, que los populares en Galicia están a favor de mantener una televisión y radio gallegas "públicas", por lo que ha preguntado al BNG "qué problema" hay en que Murcia tenga "una televisión privada".

"Esta ley blinda los medios públicos, lo dice la ley", ha proclamado, por su parte, el socialista José Manuel Lage Tuñas, quien ha aseverado que los socialistas "apuestan por la titularidad pública para preservar una corporación pública".

Con todo, Pontón propuso que, si realmente estaba blindada esa no privatización, populares y socialistas aceptasen la inclusión de un texto en la ley que dijese que la CRTVG "no podrá contar con participación privada". Esta petición, trasladada en forma de enmienda y que fue votada de forma aislada, contó con el voto en contra de PPdeG y PSdeG.

RENOVACIÓN LEY Y CRÍTICAS AL BNG

Durante su intervención, Pedro Puy ha destacado el hecho de que el Parlamento gallego modifique 27 años después el texto que rige los medios públicos para poder adaptarse a la actualidad y "mantenerse en el mercado", en el que, ha subrayado, se sitúa con "buenos resultados de audiencia" y como uno de los entes públicos mediáticos "mejor gestionados".

Entre las virtudes observadas por Puy en el texto, se encuentra el mayor "control" interno y externo de la compañía, el "refuerzo de la independencia" y la "mejora en la gestión". Por su parte, el socialista Lage ha afirmado que "no seguirá todo igual si se aplica la ley" y, al igual que Puy, ha destacado que el contrato marco se aprobará por "mayoría reforzada".

Socialistas y populares, además, criticaron que el BNG se quede fuera de este acuerdo, pese a que lleva su "huella", en palabras de Pedro Puy, quien reprochó a Pontón que presentasen un texto legislativo en junio y que las enmiendas a la proposición conjunta (de PPdeG y PSdeG) no se correspondan con él, sino con todas las demandas de los trabajadores.

En este sentido, el diputado popular advirtió de que legislar en función del interés general es "compatibilizar intereses", no sólo los de los trabajadores, sino también los de la sociedad en general.

"Es una pena que los nacionalistas se queden fuera de los grandes acuerdos", reprochó el diputado socialista Lage, quien se volvió a mostrar muy crítico con el Bloque, al que acusó de querer mantener en el consejo de administración a sus miembros de la dirección y al que advirtió de que no "aceptaba lecciones", incluidas las que tienen que ver con la defensa de la lengua.

CONFLICTO TRABAJADORES

De forma paralela al debate, miembros del comité interempresas volvieron a concentrarse ante las puertas del Parlamento gallego para rechazar el texto legislativo que ha recibido luz verde este miércoles. Una de las cuestiones que demandaban los trabajadores, era que se apoyase una enmienda del BNG (la número 74) en la que se pedía subrogar los contratos, al tiempo que mantener el cuadro de personal.

Populares y socialistas ofrecieron transaccionar con el BNG su enmienda para incluir en la ley lo que "ya está en el estatuto" de los trabajadores, pero los nacionalistas pedían también asegurar que no haya reducción del cuadro de personal, ya que advierte de "un ERE encubierto".

Finalmente no hubo acuerdo al rechazar el Bloque la fórmula propuesta, y en la votación por separado de esta enmienda, PPdeG y PSdeG votaron en contra. En el debate en comisión, los socialistas se abstuvieron para negociar con el PPdeG una propuesta hasta el pleno.

A la vista de la votación, la presidenta del comité interempresas, Raquel Lema, expresó su "preocupación". En declaraciones a los medios, Lema reconoció que "había muchos trabajadores que tenían interés" en que, al menos, se incluyese la primera parte de la enmienda (la que proponían PPdeG y PSdeG).

"Para nosotros es un día aciago, un día malo, no estamos satisfechos", ha resumido la presidenta del comité interempresas, quien también ha indicado que "el tiempo dirá" si esta normativa es "democratizadora".

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17