Conócenos

NAVARRA

Navarra sube el IRPF a las rentas más altas y modifica los impuestos de Patrimonio y Sociedades

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves una reforma fiscal que aumenta la tributación de las rentas más altas en el IRPF, modifica el Impuesto de Patrimonio y el de Sociedades e implanta el Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica.
  • Imprimir

Parlamento de Navarra Parlamento de Navarra

En concreto, se ha aprobado la modificación el texto refundido de la ley foral del IRPF, que persigue mejorar su progresividad aumentando la tributación de las rentas más altas (del 49 al 52% las superiores a 300.000 euros, del 49 al 51% entre 175.000 y 300.000 euros, y del 46,5 al 47% entre 53.407 y 88.000 euros) y de los rendimientos de capital superiores a 24.000 euros (del 26 al 27%).

Ha contado con los votos a favor de UPN, PSN y PPN, mientras que la han rechazado Bildu, NaBai, I-E, y Geroa Bai.

Con las correcciones introducidas se opera un acercamiento respecto a los tramos imperantes en el resto del Estado, donde el tipo impositivo más alto para el IRPF es del 54 por ciento, siendo del 27 por ciento, como se propone ahora en Navarra, para las rentas del capital, que seguirán grabando por debajo en los tramos inferiores, hasta 6.000 y 24.000 euros, respectivamente.

En cuanto a la deducción por vivienda, la enmienda introducida por el grupo socialista modera la reducción de la deducción que recogía inicialmente el proyecto de ley foral, y se prevé una deducción del 15 por ciento, hasta un máximo de 1.200 euros anuales, por los pagos de alquiler de vivienda que constituya domicilio habitual.

Ha salido adelante también la modificación del artículo 28 de la ley foral 13/1992 del Impuesto sobre el Patrimonio, aprobada con los votos a favor de PSN, Bildu, NaBai, I-E y Geroa Bai y los votos en contra de UPN y PSN. En concreto, reduce el mínimo exento de 700.000 a 311.023 euros, manteniendo liberada la vivienda habitual hasta un valor de 250.000 euros.

El proyecto de ley foral de modificación de diversos impuestos y otras medidas tributarias, aprobado con los votos a favor de UPN, PSN y PPN, los votos en contra de Bildu, NaBai, I-E, y la abstención de Geroa Bai, mantiene, con retoques, los cuatro incentivos principales del Impuesto sobre Sociedades.

Así, se continúa como elemento básico la exención por reinversión, se flexibiliza la reserva especial para inversiones, se reduce la cuantía para la deducción por inversión en activos fijos nuevos (se exige una cuantía mínima) y se supedita la deducción por creación de empleo al mantenimiento de la plantilla durante 12 meses.

Finalmente, se ha aprobado por unanimidad la propuesta de ley foral reguladora del Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica, que introduce una tasa en cuya exacción será de aplicación la normativa estatal que lo regule, con las siguientes salvedades: el tipo impositivo lo fijará el Estado; quedarán exentos los titulares de instalaciones de producción eléctrica de carácter renovable, cuya potencia instalada no supere los 25kWp; también quedarán exentos, durante 5 años, los titulares de instalaciones de energías renovables que renueven los equipos de producción por otros nuevos de mayor rendimiento. Esta norma entraría en vigor el 1 de enero.

Los grupos

El portavoz de UPN, Carlos García Adanero, se ha mostrado a favor de tres de los cuatro dictámenes debatidos, en concreto, IRPF, Impuesto Sociedades y al nuevo impuesto sobre la producción de la energía. Sobre el IRPF, ha valorado que se suben los impuestos "a quienes están en mejor situación económica" y que los navarros "estén en mejor situación que los de régimen común".

El regionalista se ha mostrado en contra de la modificación del Impuesto del Patrimonio y ha dicho que "se hace flaco favor a Navarra, ante el riesgo de deslocalización ya que en otros lugares no se aplica". Ha esperado que "la capacidad tributaria y en otras materias de Navarra siga teniendo plena vigencia" y ha dicho que "no vamos a renunciar a nuestro autogobierno y no vamos a permitir que se equipare al resto de CCAA".

Por su parte, el socialista Juan José Lizarbe ha señalado que, frente a la propuesta inicial que realizó el Gobierno foral, "se sube el IRPF en los últimos tramos, se introduce un mayor gravamen para los rendimientos de capital y se sigue manteniendo un tratamiento fiscal positivo para las rentas más bajas". A su juicio, con lo acordado en los distintos impuestos el cambio es "sustancial".

Lizarbe se ha mostrado "plenamente satisfecho" ya que "se aprueba lo que propusimos". Ha valorado que se suba "a quienes más tienen" y mantener al mismo tiempo "cierta dosis de competitividad fiscal". "La reforma que se ha hecho es equilibrada aunque tiene que ser objeto de profunda reflexión, que debe producirse cuando se mueva el entorno donde nos movemos", ha dicho.

El portavoz de Bildu Maiorga Ramirez ha manifestado que, tras el debate sobre los distintos dictámenes de la reforma fiscal, queda "más de lo mismo" y ha criticado que "nos vemos abocados a más recortes".

El parlamentario abertzale ha censurado, además, la actitud del PSN en este debate, y ha dicho que en varios de los impuestos, como IRPF o Sociedades, "estamos ante el entente UPN-PSN".

Desde NaBai, Juan Carlos Longás ha indicado que la modificación del IRPF que se plantea "es más que tímida" y sobre Sociedades ha dicho que hay que hacer un impuesto que funcione. Ha añadido que apoyan la modificación en el Impuesto del Patrimonio y ha afirmado que "no nos parece que vaya a haber huidas" y "sí es muy sensata".

En su opinión, "no es la reforma fiscal que Navarra necesita" y "con esto no vamos a arreglar los problemas". "Si no cogemos el toro por los cuernos y no metemos mano a la fiscalidad no conseguiremos esa sociedad que nosotros queremos", ha agregado.

La parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha dicho que no están "muy contentos" con el resultado de la reforma fiscal. Tras rechazar la modificación del Impuesto del Patrimonio, ha apostado por que el Impuesto de Sociedades "se mantenga como está".

Ha reclamado que se beneficie a las empresas navarras en dificultades para "mantener y crear empleo" y ha censurado que "UPN y PSN no hayan apoyado estas propuestas". "Hemos vuelto a ver el cordón sanitario para el PPN", ha criticado.

Desde las filas de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin ha indicado que "con esta reforma no paramos el austericidio del Gobierno de Navarra" y ha dicho que Barcina "podrá aplicar exactamente igual su política presupuestaria". "Insatisfacción de mi grupo", ha dicho, para añadir que esas políticas "no han servido en ningún sitio".

A su juicio, con esta reforma fiscal "nos hemos quedado muy lejos de lo que Navarra necesita". "Seguimos sin contar con el sistema fiscal que necesitamos para enfrentar la crisis económica", ha lamentado, para señalar que "queda pendiente" la reforma.

Manu Ayerdi, parlamentario no adscrito (Geroa Bai), ha opinado que la reforma "se ha quedado corta", especialmente en IRPF, y "va a generar una recaudación similar a la que se obtendría estrictamente la reforma del Gobierno".

El representante nacionalista ha dicho que "no nos podemos quedar aquí" y ha abogado por trabajar ya en la próxima reforma fiscal. "Debemos seguir trabajando sin pausa en un tema tan relevante", ha dicho.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17