Conócenos

JUSTICIA

Moliner augura una "situación de penuria" al no ser posible el aumento de la plantilla de jueces necesaria

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, ha manifestado este lunes en el Congreso de los Diputados que el número de asuntos que tienen que resolver los jueces y magistrados "excede de sus posibilidades por mucho que dediquen a ello sus esfuerzos", por lo que es necesaria la creación de nuevas plazas.
  • Imprimir

Gonzalo Moliner Gonzalo Moliner

Durante su intervención en la Comisión de Justicia, Moliner ha señalado que "el próximo futuro no es en absoluto prometedor", dado que ni se prevén incrementos de plantilla ni las posibilidades tradicionales de refuerzo (en alusión a la próxima desaparición de los jueces sustitutos), lo que avoca a "una situación de penuria y de consiguiente déficit de la actividad jurisdiccional con efectos perniciosos para la tutela judicial efectiva".

En la situación actual, según Moliner, "está claro que se impondría un incremento en la plantilla de jueces y magistrados superior incluso a la que a finales de 2011 consideraban necesaria los presidentes de los tribunales superior de justicia", que ascendía a 295 nuevos jueces más otros 114 en órganos colegiados.

En este punto, el presidente del Poder Judicial ha reconocido que con la actual crisis económica no es posible cubrir estas expectativas y ha apuntado que este año no se ha convocado ninguna plaza y tan sólo existe la promesa gubernativa, todavía no realizada, de convocar 50 plazas de acceso a la función judicial cada año, "con lo que tan solo se cubrirían las vacantes derivadas de ceses y jubilaciones normales".

Según los datos de la Memoria correspondiente a 2011, un total de 5.047 jueces y magistrados trabajan al servicio de la Administración, aunque 132 de ellos están en situación de servicios especiales. La distribución por sexos se mantiene estable respecto a años anteriores al suponer los hombres el 51% de la carrera judicial.

Jueces sustitutos

En lo relativo a los jueces sustitutos, Moliner ha apuntado que las reformas legales van en el sentido de reducción drástica de los refuerzos de que se dispone actualmente, con la idea de que sean los propios jueces titulares quienes se hagan cargo del trabajo excedente de otros juzgados o tribunales que lo necesiten. Para el presidente del Poder Judicial, dicha medida es "discutible y de efectos impredecibles".

A lo largo de su intervención, Moliner ha insistido en estas "malas perspectivas" para el año 2012 y siguientes porque, con los alumnos de la Escuela Judicial, "y con la mera voluntariedad de ayuda a los jueces en activo, difícilmente se van a cubrir las exigencias de tutela de nuestros conciudadanos".

Defectuosa organización de la plantilla judicial

El problema, según Moliner, no es sólo que exista una "desproporción tremenda" entre asuntos a despachar y jueces para resolver, pues el problema de fondo es "la defectuosa organización y distribución de la planta judicial". Frente a ello, propone la creación de tribunales de instancia y la dotación a los órganos "de los elementos técnicos necesarios para un adecuado funcionamiento procesal".

Moliner también ha insistido en la necesidad de potenciar los medios extrajudiciales de solución de los conflictos y en "no bajar la guardia" ante la necesidad de una mejor formación de jueces y tribunales.

El Consejo funciona bien

Moliner también ha aludido al reciente "deterioro" de la imagen de este órgano, aunque ha destacado que la "labor positiva" realizada por el Consejo ha pasado desapercibida "por problemas por todos conocidos que han dañado la credibilidad", en alusión, aunque sin citarla directamente, a la situación que provocó la dimisión su antecesor Carlos Dívar. Su objetivo, según ha manifestado, es recuperar dicha credibilidad.

En todo caso, el CGPJ "cumple con su función primordial de preservar la indepencia de los órganos del poder judicial, rigiendo con criterios legales y en general sensatos la gestión del Estatuto de los Jueces y magistrados que constituye su contenido esencial".

Memoria

Se trata de la primera vez que Moliner comparece ante el Parlamento, donde ha manifestado su "máxima lealtad y colaboración" a la hora de abordar problemas para perseguir un anhelo común, que es una Administración de justicia "independiente y eficaz".

La comparecencia de este lunes estaba prevista para presentar los datos de la Memoria correspondiente a 2011, que refleja que un total de 9.041.442 asuntos ingresaron en los juzgados en ese año, un 3,4 por ciento menos que el ejercicio anterior. Al término del año, el número de asuntos en trámite quedó en 3.063.263, lo que supone un 5 por ciento menos que el año precedente.

Además de otros datos, en lo referido a la jurisdicción social, Moliner ha destacado que este ámbito "ha padecido los rigores de la crisis y de los cambios legales" ha ocasionado una evolución del 5,49 por ciento, arrastrada muy especialmente por los despidos, que aumentaron durante el pasado año en un 24,66 por ciento.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17