Conócenos

CONSULTA

Ladrido del perro de mi vecino

El perro de mi vecino es un pastor alemán y ladra mucho. Vivo en una comunidad de 68 vecinos y no me puedo ni echar la siesta, pues cada vez que salgo al patio ladra. ¿Se puede hacer algo al respecto?

  • Imprimir

Los ladridos de un perro pueden ser considerados ruido, es decir un sonido no deseado o nocivo, según lo define la Agencia Europea de Medio Ambiente. Para que un sonido, como el ladrido de un perro, sea sancionable debe superar ciertos límites de intensidad, que se miden en decibelios (dB). La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que a partir de los 65 decibelios el oído empieza a sufrir daño. Por la noche la OMS recomienda no sobrepasar los 40 dB.

Los aullidos de un perro como situación sancionable suele recogerse en las ordenanzas de protección contra ruidos o de convivencia ciudadana o dentro de las normas municipales específicas de tenencia de mascotas.

Si el ruido molesta, a la mayor parte de los vecinos podrán acordar en junta la interposición de acción de acción de cesación contra el vecino propietario del perro que provoca los ruidos, debiendo acreditar las molestias ocasionadas y la habitualidad y continuidad en el tiempo de los ruidos ocasionados, para lo que sería conveniente aportar las denuncias que los vecinos hayan interpuesto por este motivo denuncias donde consten las mediciones de ruido soportado.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17