Conócenos

Economía

Inspectores de Hacienda ven posible una subida de impuestos especiales en próximos Consejos de Ministros

La armonización fiscal europea perjudicaría a las multinacionales españolas establecidas en países con tipos de Sociedades bajos
  • Imprimir

Impuestos,nómina,IRPF

El Gobierno podría tener que recurrir en próximos Consejos de Ministros a una subida de los impuestos especiales, principalmente del de hidrocarburos, para poder alcanzar el ahorro de 5.000 millones de euros previsto con las nuevas medidas económicas, según estimaciones del portavoz de los Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, en declaraciones a Europa Press.

La razón es que la caída de alrededor del 15% de la recaudación del Impuesto de Sociedades en lo que va de año hará "bastante complicado" obtener los 2.500 millones que prevé el Ejecutivo procedentes del adelanto del pago del pago del Impuesto de Sociedades en el caso de las grandes empresas --que se sumarían a los 2.500 millones de ahorro en gasto farmacéutico--, y que ello obligará al Gobierno a hacer algo más.

De la Torre recordó que España debe subir el impuesto de hidrocarburos antes de enero de 2012 para armonizarlo con la UE, lo que "sí sería un ingreso real", y apuntó que éste sería el momento adecuado, ya que el precio del petróleo ha caído. "Esta subida sería la que seguramente cuadrase los centenares de millones de euros que faltan", apostilló.

En una reciente entrevista a Europa Press, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, preguntada por si el Gobierno tenía previsto una subida del impuesto de hidrocarburos en los dos próximos Consejos de Ministros, respodía: "Los impuestos especiales nunca se anticipan, pero sí puedo decir que el día 19 de agosto el contenido del decreto ley es el que he comentado (cambios en el Impuesto de Sociedades y gasto farmacéutico) y que el del 26 de agosto será fundamentalmente de medidas de reforma laboral".

EL POR QUÉ EN CIFRAS.

Según los Inspectores, en la tributación de Sociedades el Estado recaudó 5.872 millones de euros por los pagos realizados por la grandes empresas sólo en los tramos de octubre y diciembre de 2010, si bien el impuesto está cayendo a un ritmo del 15% este año y, en su opinión, "no parece que este promedio vaya a cambiar".

Así, el Gobierno tiene la opción de aumentar el actual porcentaje que se aplica sobre la base imponible en cada pago por encima del 21% actual. Ahora bien, tendría un tope, el 30% en el que se sitúa el tipo nominal del impuesto, ya que por encima se enfrentaría en el momento de la liquidaciones, en julio de 2012, a una oleada de "devoluciones masivas", según los Inspectores.

Según De la Torre, un incremento hasta ese máximo del 30% redundaría en unos 2.400 millones de euros tomando como referencia los últimos dos pagos fraccionados de 2010, unos 100 millones menos de los previsto. Si bien, esta cantidad quedaría en la práctica reducida en unos 2.000 millones de euros si se descuenta la caída prevista de la recaudación.

Esta opinión es compartida por el secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, quien calculó que tomando toda la recaudación de 2010 (8.018 millones de euros) sería necesario elevar el tipo del pago fraccionado hasta el 27,28% para alcanzar esos 2.500 millones de euros, pero advirtió de que aplicando la caída del 15% del impuesto en 2011 sería necesario elevar este porcentaje en más de tres puntos porcentuales, por encima del 30%.

Más aún, desde Gestha se recalcó que, en la práctica, el tipo efectivo del Impuesto de Sociedades que pagan las grandes empresas, una vez aplicadas deducciones y exenciones, es inferior al 21% que se aplica en el pago fraccionado. Así, las empresas que facturan más de 180 millones pagan un tipo efectivo del 19,5%.

De esta manera, para De la Torre la opción de subir el porcentaje hasta el límite para no generar devoluciones sería insuficiente y sobrepasarlo "no sería muy razonable", mientras que para Mollinedo la medida sencillamente "no es realizable".

QUEDAN 500 MILLONES PENDIENTES.

Con todo, los Inspectores de Hacienda indican que aunque el Gobierno incrementara el tipo al 30%, quedarían unos 500 millones si cubrir de los 5.000 millones previstos.

En este punto, De la Torre señaló que "hay un segundo punto que probablemente se aborde si no en este Consejo de Ministros en el que viene, que es la subida de impuestos especiales" y recordó que si no ha trascendido puede ser porque este tipo de subidas no se anuncian para evitar acaparamientos. "Como hipótesis, lo más posible es que este aumento del impuesto de hidrocarburos que grava el gasóleo se produzca ya", añadió.

Así, De la Torre recordó que España está obligada a subir en 2,8 céntimos de euro el precio del gasóleo antes del 1 de enero de 2012 por exigencias comunitarias para armonizarlo con los niveles europeos. Además, apuntó que "probablemente ahora, en una situación en la que ha caído el precio del barril de petróleo, y donde es previsible un incremento de consumo para la vuelta de las vacaciones de agosto, no sería un mal momento". De la Torre remachó que es posible también que esta subida se acompañe de un incremento de otros impuestos especiales.

Por su parte, Mollinedo considera improbable una subida de hidrocarburos por razones puramente electorales. Según explica, si el Gobierno incluye dicha subida en el Decreto-Ley se encontrará con que "muchas formaciones políticas no estarán con la mano tendida para aprobarlo" por la cercanía de las elecciones generales del 20 de noviembre.

Del mismo modo, consideró que una subida de los impuestos sobre el alcohol o el tabaco tendría "un escaso efecto recaudatorio" y además sería muy mal visto por la ciudadanía.

MERKEL Y SARCOZY.

Por otro lado, en relación a los planes de Francia y Alemania para armonizar sus Impuestos de Sociedades, que podrían ser el germen de una homogeneización a escala europea, De la Torres sostuvo que éste es un paso "imprescindible".

En su opinión, países como Irlanda, Malta o Chipre, que cuentan con tipos muy bajos para atraer inversores extranjeros, llevan a cabo una "competencia fiscal desleal" que es preciso atajar.

Si bien, consideró que, aunque dicha armonización sería positiva para países como España, que cuenta con uno de los tipos más altos de Europa, perjudicaría a las multinacionales españolas que precisamente están asentadas en esos países para pagar menos impuestos y tener al mismo tiempo acceso al mercado de la UE.

En cualquier caso, el portavoz de los Inspectores de Hacienda consideró que "es muy complicado que esto se lleve a término", ya que se antoja difícil que los 27 parlamentos europeos aprueben esta armonización cuando precisamente los países con el tipo más bajo, "que viven de eso", se verán claramente perjudicados.

Por su parte, Mollinedo señaló que la armonización fiscal "es muy positiva como idea para evitar la competencia de los países con tipos más reducidos", aunque consideró necesario esperar para ver cómo se articula.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17