Conócenos

Economía/Empleo

El Gobierno incentivará a las autonomías que mejor gestionen las políticas activas, dando más libertad

No se compromete a diseñar un plan de choque para crear empleo como pide CiU porque la solución a la crisis pasa por el "largo plazo"
  • Imprimir

Fátima Báñez Fátima Báñez

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado en el Pleno del Congreso que el Gobierno creará "incentivos y estímulos a la gestión" de las políticas activas de empleo con el objetivo de "premiar" a quien mejor administre estos recursos y obtenga "mejores resultados".

Durante una interpelación a petición de CiU, Báñez ha defendido las decisiones que está adoptando el Ejecutivo para fomentar la creación de puestos de trabajo, y ha avanzado que el "principio de evaluación de las políticas activas de empleo" será una piedra angular de toda la acción del Gobierno con el objetivo de "mejorar" sus resultados.

"Queremos que las políticas activas de empleo sean más flexibles y más cercanas al tejido productivo de cada territorio, así que las comunidades autónomas tendrán más libertad en estas políticas y contaremos con su coordinación y colaboración. Pero también seremos más exigentes en los resultados de la aplicación de esos recursos y crearemos incentivos y estímulos a la gestión. Deberíamos incentivar y estimular a quien mejor gestione y obtenga mejores resultados", ha afirmado.

Apuesta por la formación

Además, la ministra ha subrayado el lugar destacado que ocuparán las medidas de formación en este impulso a la contratación, especialmente a través de la reforma laboral, que "garantiza" el "derecho individual a la formación" y lo prioriza a través del contrato de aprendizaje y del contrato indefinido para emprendedores.

Pero el apoyo a la formación como vía para mejorar la empleabilidad de los ciudadanos no acaba ahí, ya que el Gobierno "estudia la posibilidad de dar un mayor impulso a las prácticas profesionales en el ámbito de programas de aprendizaje permanente como Leonardo o Erasmus".

Porque los jóvenes, "el colectivo que hoy tiene menos ilusión y menos oportunidades", son la "prioridad absoluta" del Gobierno, que destinará recursos del Fondo Social Europeo y de partidas con baja ejecución presupuestaria a un Plan de Empleo Juvenil que se empezará a negociar en las próximas semanas en la Mesa del Diálogo para el Empleo Juvenil, según ha anunciado Báñez.

Este asunto también será central en el Plan de Empleo 2012, que incluirá asimismo medidas para "mejorar la empleabilidad de los colectivos más afectados por el paro, apoyar a los emprendedores, acentuar la colaboración público-privada en la búsqueda de empleo, desarrollar medidas para colectivos específicos con especial atención a los discapacitados, y atender prioritariamente a la lucha contra el fraude".

El departamento que dirige Báñez actuará asimismo en la búsqueda de "nuevos nichos de ocupación", aprovechando para ello los contratos estables a tiempo parcial y la regulación del teletrabajo incluidos en la reforma laboral; y reorientando las bonificaciones para que los incentivos "se concentren en mujeres, jóvenes y parados de larga duración".

Medidas para el medio y largo plazo

Con este tipo de medidas, el Gobierno pretende conseguir "que la creación de empleo y el crecimiento económico sean sostenibles y justos", algo que no se consigue sólo con medidas cortoplacistas como las adoptadas, a su juicio, por el anterior Ejecutivo socialista, sino que es necesaria "una respuesta integral" con un horizonte temporal más amplio.

"Somos rehenes de una gestión económica errónea de los gobiernos socialistas anteriores, y estamos poniendo en marcha un plan global de salida de la crisis y creación de empleo estable que tenga primero una respuesta integral para frenar el daño causado por la crisis y, después, para que ninguna crisis futura tenga como resultado la destrucción de puestos de trabajo", ha dicho, defendiendo que por este motivo se están adoptando medidas tanto de "ajuste y consolidación fiscal" como reformas como la financiera o la laboral.

En cualquier caso, Báñez ha defendido que también se están adoptando iniciativas en el corto plazo --como incentivos fiscales, apoyo a los emprendedores, simplificación de trámites administrativos o inyección de liquidez a los proveedores-- para fomentar la contratación, negando así de manera implícita la necesidad de articular un plan de choque para la creación de empleo como reclaman los nacionalistas catalanes.

Plan de choque

Así, el portavoz de CiU en materia de Empleo, Carles Campuzano, ha argumentado que aunque la reforma laboral "puede generar confianza, mejorar la posición competitiva del tejido empresarial, incrementar niveles de productividad y permitir un funcionamiento más sano del mercado de trabajo" todo ello "no es suficiente" y son necesarias "políticas orientadas al crecimiento económico y a la generación de empleo" a corto plazo. "El riesgo de fractura social es evidente", ha alertado.

Por ello, ha apostado por reformar las políticas activas de empleo, que a su entender, "no son adecuadas ni suficientes cuantitativamente, y muchas son obsoletas, alejadas de las necesidades del tejido productivo y altamente costosas en muchas ocasiones en relación con el impacto que generan".

Campuzano ha pedido además que se tenga una especial atención con colectivos como los jóvenes o los mayores de 45-50 años, que tienen una difícil recolocación cuando pierden su empleo, y ha apostado por potenciar algunos sectores donde, a su juicio, aún existen posibilidades de contratación, como la atención a las personas, el energético o el de rehabilitación de edificios, entre otros.

También ha reclamado al Ejecutivo que trabaje para aflorar la economía sumergida "facilitando la creación de empleo formal" en sectores como el de la limpieza doméstica, las pequeñas reparaciones, el cuidado de menores o el apoyo escolar.

"Todo esto debe ser articulado con un plan de choque orientado a la creación de empleo en el corto plazo", ha insistido el diputado catalán, que ha recordado a Báñez que aunque compartan "en términos generales" las políticas de largo plazo, "el riesgo es que en el largo plazo estemos todos muertos".

Italia ya lo hace

En este sentido, ha recordado que Italia, donde también se están practicando "ajustes durísimos", el primer ministro, Mario Monti, "plantea políticas de estímulo dentro de sus márgenes fiscales y presupuestarios", y ha instado al Gobierno español a seguir la misma vía.

"Seamos capaces no sólo de hacer políticas que impulsen la demanda sino también que mejoren la oferta de servicios. El Gobierno puede hacer muchas cosas", dicho, aplaudiendo por último el anuncio de la ministra de que la reforma laboral "garantice esa libertad a las comunidades autónomas" en materia de políticas activas de empleo y que "se reconozca a quien es más eficaz en la reducción del desempleo".

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17