Conócenos

CATALUÑA

El Gobierno catalán anuncia una ley de familias numerosas y monoparentales

El 'cheque bebé' catalán aumentará hacia final de legislatura
  • Imprimir

Familia

El Govern impulsará una ley de familias numerosas y monoparentales esta legislatura, con la que se otorgará la condición de numeroso al hogar con un hijo con discapacidad y se reconocerán como monoparentales a todos los que estén formados por un único adulto responsable, con independencia de su renta.

Asimismo, ante la eliminación del cheque bebé del Gobierno, habrá un aumento de las ayudas catalanas existentes por nacimiento de bebé, pero hacia el final de legislatura por la situación económica difícil que atraviesa la Generalitat.

En una entrevista de Europa Press, el conseller de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Josep Lluís Cleries, ha anunciado que las familias con un hijo con discapacidad --aunque sea único-- gozarán de las mismas ventajas que las numerosas, puesto que deben hacer frente a grandes costes por la situación de dependencia.

"La familia, hay muchos modelos, es la estructura básica de la sociedad", ha afirmado Cleries, quien ha defendido que todos los hogares con un sólo adulto responsable se beneficiarán de las ventajas para monoparentales, con algunas ayudas para todo el colectivo --como la proximidad del colegio-- y otras prestaciones que dependerán de la renta --como las becas comedor--.

De este modo se protegerá, por ejemplo, a las madres divorciadas con hijos y una pensión compensatoria o de alimentos, que hasta ahora quedaban excluidas de la definición de familia monoparental.

Cataluña reconoce por ahora como familia monoparental a la encabezada por una persona viuda, o que esté separada o divorciada; cobre una pensión inferior a 280 euros, y conviva con hijos menores de 21 años o de 26, si son estudiantes.

También ampara a las que hayan sufrido violencia de género, o tienen la pareja hospitalizada o en prisión.

"La situación que nos hemos encontrado en el departamento no es fácil", ha lamentado Cleries, quien ha precisado que el anterior Govern cerró la legislatura con 56 millones de euros impagados de ayudas a las familias y otros 95 millones fuera del presupuesto de 2010, de una partida total de 175 millones.

"¿Quién ha cobrado a tiempo? (...) Las ayudas no sirven de nada si las familias no saben cuando las recibirán", ha exclamado el conseller, y ha garantizado que los beneficiarios cobrarán en un plazo concreto.

Ante la eliminación del cheque bebé del Gobierno, ha anunciado un aumento de las ayudas catalanas existentes por nacimiento de bebé, pero hacia el final de legislatura por la situación económica difícil que atraviesa la Generalitat.

Estas ayudas, ha anunciado el conseller, seguirán siendo universales, por lo que las percibirán cualquier ciudadano con hijos, con independencia de su renta.

También deberá esperar el anteproyecto de ley de las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) que puso en marcha el tripartito, aunque el programa para LGTB seguirá activo.

ESPERA POR LA DEPENDENCIA

Unos 40.000 catalanes con derecho ayudas de la ley de dependencia están a la espera de recibir los servicios y prestaciones correspondientes, "el doble" de lo que había anunciado el anterior Govern, por la ineficiencia en la gestión de las solicitudes.

En la entrevista de Europa Press, Cleries ha lamentado que el "único derecho universalizado hasta ahora sea el de esperarse", y ha señalado que trabajan para desburocratizar el sistema y cumplir los plazos de la ley --tres meses para valorar el grado de dependencia y otros tres para elaborar el Programa Individual de Atención (PIA), que da derecho a las prestaciones--.

La tramitación de los certificados de discapacidad se demora hasta dos años en algunos puntos del territorio --Barcelona, el Barcelonès y el Vallès--, frente a los cuatro meses que se tardaba años atrás, ha señalado el conseller, que también ha incluido la agilización de estas gestiones en su agenda.

"Las cosas se han hecho con improvisación. En dependencia, hemos encontrado problemas muy gordos. La estructura administrativa es muy débil", ha criticado Cleries, que en una semana presentará los datos de la ley de dependencia.

El conseller se reunirá en febrero con la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Leire Pajín, para que le detalle cómo se obrará el "milagro de atender a más beneficiarios con un 5% menos de recursos", en alusión a la entrada de las personas con dependencia moderada en el sistema este enero.

Aunque su prioridad pasa por atender los grandes dependientes que esperan la ayuda, también deberá lidiar con el pago de la retroactividad a quienes hicieron su solicitud antes de los recortes del Gobierno.

Las cartas del tripartito a los beneficiarios establecían un pago diferido en cinco años --entre 2011 y 2015--, aunque la anterior consellera había afirmado que se limitaría a tres, por la avanzada edad de los solicitantes.

Además, debe afrontarse el pago a los beneficiarios por retrasos en la aplicación de la ley --desde que entró en vigor el 1 de enero de 2007 hasta que la Generalitat empezó a implementarla en mayo del mismo año--, por orden del Tribunal Supremo (TS) de Cataluña. "Esto supone mucho dinero", ha estimado Cleries.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17