El Derecho

Conócenos

DEFENSORA DEL PUEBLO

La futura Defensora de Pueblo se marca como prioridad las víctimas de ETA, de la violencia de género y de la crisis

Recibe el respaldo de todos los grupos salvo de Izquierda Plural y CiU, que se han abstenido, e UPyD, que ha votado en contra.

  • Imprimir

Soledad Becerril Soledad Becerril

La futura Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, se ha marcado como prioridades para su mandato la protección a las víctimas del terrorismo, a las de violencia de género, así como los "duros momentos para millones de personas" vividos con esta crisis económica.

Así lo ha reseñado durante el 'examen' de su candidatura en la Comisión Mixta Congreso-Senado de relaciones con la institución, paso previo a su votación en los Plenos del Congreso y del Senado los días 17 y 18 de julio.

Becerril ha recibido el respaldo de todos los grupos parlamentarios salvo el de la diputada de la Izquierda Plural y los dos parlamentarios de CiU, que se han abstenido "por la trayectoria de la Institución en los dos últimos años", y ha obtenido el voto en contra de UPyD.

Así las cosas, Becerril ha citado aquellas cuestiones "graves" que le preocupan "sobremanera", como esa protección y reconocimiento a las víctimas del terrorismo, después de que ella fuera víctima de un atentado fallido de coche bomba de ETA. "He visto muy de cerca el inmenso daño y el dolor causado. Todas las víctimas del terrorismo encontrarán la comprensión y amparo de esta, su posible defensora", ha agregado.

Sobre violencia de género, ha señalado que intentará luchar contra ella atendiendo "de manera muy singular" a todos aquellos casos y situaciones que puedan llegar. "Las mujeres maltratadas o amenazadas me tendrán a su lado", ha apuntado.

Al mismo tiempo, antes de finalizar su discurso ha querido poner de relevancia las actuales circunstancias económicas que harán que la protección social y económica, debida y recogida en la Constitución española, sean "objeto de una muy especial atención y seguimiento".

Becerril, que durante su intervención ha hecho un recorrido de su carrera en política, ha destacado los méritos de los anteriores defensores del pueblo, "una institución encargada de velar por todos los intereses de los españoles".

Una defensora independiente

Así, cree que es "un honor" haber podido comparecer en la Cámara Baja y su idoneidad establecida por los grupos parlamentarios. "No me faltan ganas ni ánimo y afán por ser una trabajadora austera, independiente, resistente a presiones o indicaciones y con verdadera vocación de servicio público", ha relatado.

Sobre cómo cree que se debe trabajar en el Defensor del Pueblo, ha asegurado que hay que hacerlo defendiendo y protegiendo al ciudadano ante las administraciones, con atención y rectificación ante las quejas y demandas y solicitud de modificaciones de aspectos legislativos o normativos que puedan hacer daño a personas físicas o jurídicas.

Además, ha apostado por que la institución colabore con todas las administraciones, con el Gobierno, con las comunidades autónomas, con los municipios, así como mantener "muy buenas relaciones" con aquellos defensores de las comunidades que cuenten con esa institución.

Acogerá a las comunidades que renuncien a Defensor

"Si, por distintas razones, hay comunidades que no consideran necesario, posible o conveniente disponer de una institución de Defensor, deben saber que la defensora del pueblo de España es su defensora", ha señalado, a la vez que ha resaltado la labor que desempeñarán los adjuntos a la defensora, de los que se conoce el socialista Fernández Marugán.

Finalmente, ha agradecido el consenso entre el PSOE y el PP en su nombramiento a la vez que espera no defraudarles y que no se arrepientan por haberla nombrado. "Si se arrepienten, tengan un poco de paciencia que también llegará el momento de mi adiós", ha concluido.

En el turno de los grupos parlamentarios, la senadora del PP Ana Torme ha subrayado "la unanimidad" en la elección de su cargo, su coraje y valentía para mantener su vocación política tras el atentado de ETA, además de su trayectoria de servicio público a los ciudadanos.

Desde el PSOE, Maria Virtudes Monteserín ha destacado su trayectoria profesional, en la que en 1981 "abrió una rendija" para las mujeres en la política y 31 años después es elegida como la primera mujer Defensora del Pueblo. "Son tiempos difíciles para el país y se requiere de gran independencia para afrontar los retos", ha apuntado.

Pachi Yanguas, senador de UPN, ha destacado por su lado que apoya la institución, a la vez que entiende que su currículo es "perfecto" para desarrollar esta labor, aparte de resaltar el reconocimiento que ha realizado a las víctimas de ETA, que "tanto se ha sufrido en Navarra".

Francisco Boya, de Entesa Catalana, está de acuerdo con los retos planteados por la futura defensora, aunque ha querido subrayar que en el pasado informe se puso de relieve el volumen de trabajo, hasta un 56 por ciento más de quejas, que afectará a sus responsabilidades.

Igualmente, ha defendido que tiene "todo el sentido" establecer contacto con el resto de defensores del pueblo autonómicos, para actuar de forma federal. "Seré la defensora de los catalanes y colaboraré con el Sindic de Greuges y vamos a optimizar recursos", ha apuntado a este respecto Becerril.

En nombre de UPyD, Irene Lozano, cree que la candidata cumple requisitos para el cargo pero tacha de "farsa" el procedimiento de negociación por el que se ha nombrado y acordado entre PP y PSOE.

"Este procedimiento viciado facilita ese peligro que los tentáculos del Estado invadan esferas que no deben invadir. Son solamente dos partidos quienes hacen patrimonialización de las instituciones, es uno de los problemas de nuestra sociedad", ha agregado Lozano.

Caridad García, de la Izquierda Plural, se ha mostrado convencida de que Soledad Becerril va a trabajar en contra de la violencia contra las mujeres, al mismo tiempo que espera que ningún grupo de esta Cámara se vea defraudado por su trabajo.

Mientras, desde CiU, Feliu-Joan Guillaumes, ha subrayado la trayectoria "más que destacable" de la exministra de Cultura y exalcaldesa de Sevilla, además de apreciar sus convicciones liberales, pero se ha abstenido en la votación "por el pasado reciente de la institución".

La Ley Orgánica reguladora del Defensor del Pueblo establece que el titular de la institución será elegido por las Cortes Generales para un período de cinco años. La Comisión Mixta, por mayoría simple, es la encargada de aprobar la propuesta del candidato, como ha hecho este miércoles con Becerril, y después la eleva a los Plenos de las Cámaras donde se produce la votación.

Votación, la próxima semana

En el caso del Congreso, donde la votación está prevista para el día 17, la candidatura deberá contar con el respaldo mínimo de tres quintas partes del Pleno del Congreso (210 votos). Al día siguiente se llevará a cabo la votación en el Senado. En ambos casos, el pacto del PP y del PSOE le garantizan con holgura superar esos mínimos.

Una vez designada, la Defensora del Pueblo tendrá que volver a acudir ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para presentar a sus adjuntos: el exdiputado socialista Francisco Fernández Marugán, y un segundo aún por determinar por el PP.

De esta forma, Becerril se convertirá en la primera mujer propuesta para ocupar este puesto en la Historia de la democracia española y sustituye en el cargo a Enrique Múgica, cuyo mandato terminó en 2010. Hasta ahora, dos mujeres han estado al frente de la institución, Margarita Retuerto y María Luisa Cava de Llano, pero ambas en funciones y por un tiempo de entre uno y dos años.

La figura del Defensor del Pueblo fue creada en España por Ley Orgánica en 1981, aunque el primer titular de la Alta Institución no fue nombrado hasta el 30 de diciembre de 1982. Se trataba de Joaquín Ruíz-Giménez Cortés, que contó con Álvaro Gil-Robles y Gil-Delgado como Adjunto Primero y estuvo al frente de la defensoría un mandato, es decir, cinco años.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17