Conócenos

MADRID

Defensor del Pueblo opina que la Comunidad de Madrid respetó los derechos de la mujer a la que retiró su bebé

La Alta Institución recomienda al Instituto Madrileño del Menor y la Familia, que proporcione a la joven recursos para víctimas de violencia de género

  • Imprimir

La Oficina del Defensor del Pueblo considera que la Comunidad de Madrid "ha respetado" los derechos de la ciudadana de origen magrebí a quien el Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) ha retirado la custodia de su hija de 15 meses de edad. Según la Alta Institución, "se ha actuado en todo momento procurando el mayor interés del menor" y "en ningún momento" se ha prohibido la lactancia que la madre pretendía. Se trata del caso de una mujer de 22 años de edad identificada como Habiba (nombre falso), dado a conocer por Fundación Raíces. La entidad, que ha llevado la cuestión a los tribunales, denunció que el IMMF le había retirado la custodia "por no llevar a cabo el programa que tenían previsto para ella y para la niña que, fundamentalmente, consistía en suspender la lactancia materna por considerarla 'caótica y perjudicial para los niños y niñas'".

Ante los "centenares" de cartas recibidas, la Oficina del Defensor del Pueblo abrió una investigación sobre este caso y, según el documento resultante, al que ha tenido acceso Europa Press, ha llegado a la conclusión de que no se ha producido una vulneración de los derechos de la afectada ni del bebé, aunque realiza una serie de "consideraciones" al IMMF por el bien futuro de ambas.

Habiba sufrió malos tratos por parte de su ex pareja, que fue condenado a una pena de diez meses. Sin embargo, ella no se considera una víctima de violencia de género, algo que, conforme recuerda en su escrito la Alta Institución, es habitual en las mujeres que sufren este tipo delitos. Su negativa a admitir su condición de víctima hizo que la Comunidad de Madrid la derivase a la Residencia Norte, instalación de acogida para madres en situación de riesgo.

Según la Oficina del Defensor del Pueblo, en la Residencia Norte "son favorables a la lactancia" e "incluso" disponen de una guardería en la que enseñan a las madres jóvenes a dar el pecho a sus hijos. El escrito constata que "en ningún momento" se prohibió que Habiba amamantara a su bebé.

Las "carencias detectadas" por los Servicios Sociales madrileños durante la estancia de madre e hija en el centro llevaron a la Administración a separarlas. Así, se dictó una declaración de desamparo por la que el bebé fue trasladado a otra residencia. Para la Alta Institución, en este proceso se actuó "en todo momento procurando el mayor interés del menor".

Con todo, la Oficina del Defensor ha trasladado al IMMF que, en su opinión, "la madre debiera recibir atención especializada en mujeres maltratadas a fin de que reconozca y acepte su situación de víctima, la supere y esté en condiciones idóneas, si evoluciona positivamente, para hacerse cargo de su hija sin supervisión".

"Mientras tanto, parece necesario en beneficio de la menor, que la relación madre e hija sea lo más amplia posible", explica el escrito, para incidir en que "a pesar de los indudables problemas objetivados en la personalidad" de Habiba, ello "no ha impedido un vínculo afectivo sólido entre madre e hija".

Fuentes de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales han explicado a Europa Press que la Subdirección General de Asistencia a Víctimas de Violencia de Género se puso en contacto con la joven para mantener una entrevista con ella, cita a la que no acudió.

En concreto, la reunión estaba prevista para el 7 de junio a las 11.30 horas en un centro residencial perteneciente a la Red de Centros y Servicios para Mujeres de la Dirección General de la Mujer, una información transmitida vía teléfono a la Dirección General de Familia.

LA FISCALÍA PUEDE IMPUGNAR LA RESOLUCIÓN

Es por ello que solicita al IMMF "que valore la posibilidad de volver a ofrecer un recurso de mujeres maltratadas a la interesada al que pudiera acudir en compañía de su hija, realizando un seguimiento de la evolución de ambas en ese recurso y desde la esperanza de que pudieran alcanzarse en algún momento las condiciones idóneas para un adecuado desarrollo de la vida familiar de las personas indicadas sin necesidad de supervisión de las Administraciones Públicas".

Ante la denuncia de Fundación Raíces, que ha sido reproducida en distintos blogs y en las redes sociales, donde se ha convocado una protesta este jueves a las puertas del IMMF, la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de Madrid explicó que la tutela no se había retirado por la lactancia, sino porque varios informes de los centros por los que la madre había pasado apuntaban una "conducta agresiva" en la mujer que desaconsejaba su permanencia con la menor.

Por su parte, el fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, ha informado a Europa Press de que la Fiscalía impugnará esta decisión por entender que "no hay en el expediente razones suficientes para retirar a la madre la custodia de su hija". No obstante, ha afirmado que cambiaría de postura si se demuestra lo contrario. Por ahora, la resolución ha sido impugnada por la madre ante un juez, que aún no ha dado traslado a Fiscalía para que se pronuncie.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17