Conócenos

LEY DE IGUALDAD

Congreso abre la puerta a que los parlamentarios de baja por maternidad o paternidad voten desde casa por vía telemática

En seis meses habrá nuevas normas reglamentarias para permitir el voto a distancia mediante una tarjeta de firma electrónica
  • Imprimir

El Pleno del Congreso aprobó por unanimidad una iniciativa pactada por el PSOE, el PP y CiU para impulsar, en el plazo de seis meses, las reformas reglamentarias pertinentes con el fin de permitir que los diputados y senadores en situación de baja, sea por maternidad o paternidad o por enfermedad grave, puedan votar desde casa por vía telemática.

Esta cuestión estaba pendiente de resolver al menos desde finales de 2004, cuando el Congreso de los Diputados aprobó una iniciativa pactada por PSOE y CiU reclamando los cambios legales necesarios con el fin de que las personas que ostenten cargos electos puedan ser sustituidas en caso de maternidad o paternidad y puedan compaginar la vida política con la familiar.

Todo quedó en nada y años después, la Ley de Igualdad incluyó en marzo de 2007 una disposición final emplazando al Gobierno a promover el acuerdo necesario "para iniciar un proceso de modificación de la legislación vigente con el fin de posibilitar los permisos de maternidad y paternidad de las personas que ostenten un cargo electo".

Un año más tarde, en octubre de 2008, la Comisión de Igualdad aprobó un texto también pactado por PSOE y CiU que reclamaba al Gobierno un informe sobre posibles fórmulas para hacer compatible el disfrute de los permisos de paternidad o maternidad con el ejercicio del cargo. En junio de 2009 el Ejecutivo presentó ese informe en el Congreso, que fue remitido a la subcomisión encargada de reformar de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

TRES OPCIONES, SÓLO UNA POSIBLE

En aquel estudio de Igualdad se apuntaron tres fórmulas: delegación del voto, sustitución temporal del parlamentario o votación por medios electrónicos, pero el Gobierno optaba por estas dos últimas al considerar imposible la primera sin reformar la Constitución, que en su artículo 79.3 define como "personal e indelegable" el voto de los parlamentarios.

La subcomisión sobre la LOREG incidió en este mismo argumento y desechó también la posibilidad de sustituir a los parlamentarios que estén de baja sin retocar la Carta Magna. Sólo dejó la puerta abierta a que sean las Cámaras las que estudien fórmulas aprovechando las posibilidades que otorgan las nuevas tecnologías.

El tema volvió a plantearse este martes en el Pleno del Congreso, donde CiU defendió una proposición no de ley emplazando al Gobierno a resolver de una vez, en el plazo de seis meses, cómo cubrir las ausencias de los diputados que se acogen a bajas de maternidad o paternidad o simplemente no pueden acudir a las sesiones parlamentarias porque están enfermos.

LA TARJETA CON FIRMA ELECTRÓNICA

Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, CiU ha acabado pactando con el PSOE y el PP una enmienda transaccional con el fin de "impulsar la adopción de la oportuna norma reglamentaria para que, en el plazo de seis meses, se establezcan los medios necesarios que faciliten el voto por medios telemáticos" a esos parlamentarios de baja por maternidad o paternidad o por enfermedad grave.

La solución telemática pasaría por aprovechar las posibilidades de la utilización de la tarjeta personal de la que ya disponen los diputados y que, gracias a su sistema de firma electrónica avalado por la Real Fábrica de Moneda y Timbre, ya les permite registrar a distancia iniciativas en la Cámara. De esa forma, el voto de los diputados y senadores seguiría siendo personal e indelegable, como establece la Constitución.

La iniciativa y la enmienda fueron defendidas por la diputada de CiU Mercè Pigem, quien mostró esa tarjeta electrónica en el hemiciclo recordando las ventajas que permiten las nuevas tecnologías. "No parece tan difícil, es una cuestión de voluntad", agregó la diputada del PP Andrea Fabra, cuyo grupo había puesto este tema sobre la mesa la semana pasada cuando lo incluyó entre las sugerencias enviadas al presidente del Congreso, José Bono, sobre el régimen de protección social de los parlamentarios.

El acuerdo fue celebrado por los demás grupos parlamentarios (PNV, ERC-IU-ICV, CC y BNG), que reafirmaron su voto a favor aunque también cuestionaron el tiempo que ha costado. La socialista Carmen Montón admitió que puede parecer que la medida llega tarde pero puso por encima la importancia de lo pactado y el grado de acuerdo para un cambio que evitará tener que elegir entre "la vida pública y el cuidado de los hijos".

Eso sí, el diputado del PNV Aitor Esteban, uno de los ponentes de la subcomisión parlamentaria que revisó la Ley Electoral, quiso poner "un poco de escepticismo" al debate subrayando que no se consigue "de la noche a la mañana" un cambio que presenta dificultades jurídicas y prácticas que explican por qué ha costado tantos años y que incluso estaba en la Ley de Igualdad de 2007.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17