Conócenos

CONGRESO

El Congreso decide este miércoles el orden de apellidos de los hijos en caso de desacuerdo entre padres

La Comisión de Justicia del Congreso decidirá este miércoles el orden de apellidos de los hijos en caso de desacuerdo entre los progenitores, sobre el que los partidos políticos han presentado distintas alternativas y no han alcanzado una solución de consenso después de tres reuniones a puerta cerrada, cuando haya que discutir y votar el proyecto de ley de reforma del Registro Civil y sus enmiendas.
  • Imprimir

Bebe,menor,hijo

Fue a comienzos de abril cuando los grupos políticos hicieron pública su postura sobre cuál debe ser el orden de los apellidos de los hijos en caso de que los padres no se pongan de acuerdo a la hora de inscribir a sus hijos en el Registro Civil.

Si bien la decisión final se dejará previsiblemente para la votación en la Comisión de Justicia de este miércoles, los grupos han acordado un primer paso: que sea el encargado del Registro Civil el que determine el orden de los apellidos, aunque todavía no se ha acordado de qué forma.

Desde el Gobierno, se quiere que sea el orden alfabético el que determine el orden de los mismos; el PP apuesta por mantener el del padre en primer lugar y, si esto no sucede, coincide con el PNV en mantener el menos frecuente. Desde ERC-IU-ICV se deja al azar la disposición de los apellidos.

No obstante, sí se ha aprobado por parte de todos que el orden de los apellidos establecido para la primera inscripción de nacimiento determine el orden de apellidos de los posteriores nacimientos con idéntica filiación.

"Con el fin de avanzar en la igualdad de género se prescinde de la histórica prevalencia del apellido paterno frente al materno permitiendo que ambos progenitores sean los que decidan el orden de los apellidos", apunta el texto del Gobierno.

ACUERDOS ALCANZADOS

A falta de una aprobación en Comisión del informe de la ponencia, los grupos parlamentarios han pactado una enmienda al proyecto de Ley del Registro Civil para que los bebés que hayan vivido menos de 24 horas puedan figurar en el Registro, pudiendo los progenitores otorgar un nombre.

Además, también han acordado que puedan inscribirse en un 'archivo especial', sin efectos jurídicos, los fallecimientos prenatales que se produzcan con posterioridad a los seis meses de gestación. Hasta ahora, el Código Civil español contempla que sólo podían inscribirse en el Registro aquellos niños que tuvieran forma humana y vivieran más de 24 horas.

Igualmente, aunque el proyecto de Ley del Gobierno establece la desaparición de los libros de familia, los parlamentarios también han pactado conservar como válidos los existentes.

"Se prescindirá del Libro de Familia, que pierde sentido dentro del modelo moderno que se ha configurado en la presente Ley, se ha previsto que en cada registro individual conste una hoja o extracto en la que figuren los datos personales de la vida del individuo", recoge el informe de la ponencia.

Además, en lugar de un número de identificación ciudadana como proponía el Ejecutivo, se ha propuesto que se otorgue a cada bebé el número que más adelante se corresponda con su DNI, el denominado 'Código Personal'.

Igualmente, se prevé la remisión de los datos del nacido a través de un documento oficial por los responsables de los centros sanitarios, en el plazo de 24 horas a la Oficina del Registro Civil. A partir de ese momento, a cada nacido se le abrirá un registro individual y le será asignado el 'Código Personal'.

Según lo pactado, en el caso de menores abandonados y no inscritos, las entidades públicas de las comunidades autónomas competentes en materia de protección de menores también deberán promover sin demora la inscripción de menores en situación de desamparo por abandono, sea o no conocida su filiación, así como la inscripción de la tutela administrativa que, en su caso, asuman sin perjuicio de la anotación de la guarda que deban asumir.

REFORMAR LA LEY DE 1957

Este proyecto de Ley tiene por objetivo reformar la vigente norma del Registro Civil de 1957 que, en opinión del Ejecutivo, ha dado muestras de calidad técnica y de su capacidad de adaptación a lo largo de estos años.

En este sentido, y a falta de su respaldo en el Congreso, la Ley suprimiría el tradicional sistema de división del Registro Civil en secciones nacimientos, matrimonios, defunciones, tutelas y representaciones legales y crea un registro individual para cada persona a las que desde el momento de su nacimiento o desde la adquisición de nacionalidad se le asigna un Código Personal.

Asimismo, prevé la incorporación de la Convención de los derechos del niño de 20 de noviembre de 1990, ratificada por España el 30 de noviembre de 1990, como la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, de 13 de diciembre de 2006, ratificada por España el 23 de noviembre de 2007.

Tras la votación este miércoles, el proyecto de ley se remitirá al Senado ya que la comisión cuenta con competencia legislativa plena y no es preciso que el tema vuelva a discutirse en sesión plenaria.

  • Imprimir
Widgets Magazine

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Solicite una clave de prueba de nuestros productos

Solicitar

Solicitar demostración

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Productos destacados

  • El Derecho Suite Jurídica 2

    Creada para satisfacer todas las necesidades de información jurídica del profesional

Atención al cliente: De lunes a viernes de 9 a 20 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17